EL CONSUMIDOR SE DESPACHÓ CONTRA UN EMPLEADO MARROQUÍ AL GRITO DE "ME CAGO EN ESTE MORO" Y "ME CAGO EN ALÁ"

Echan de un restaurante gallego a una familia entera, por ponerse ‘xenófobos’ con uno de los camareros

Dosi Veiga, propietario del negocio, asegura que hay aspectos más importantes, como proteger a sus empleados, que el hecho de que no cobrar los 13 euros de la cuenta

Imagen del establecimiento.
Imagen del establecimiento.

El respeto y la decencia por encima de la caja.

Y eso que no son buenos tiempos para los locales de restauración, especialmente después un largo año sometidos a las restricciones por la pandemia del Covid.

Ahora mismo, cualquier consumidor, cualquier ingreso, es oro puro para esos sufridos empresarios.

Pero también muchos de ellos tienen como moneda de uso común el defender por encima de todo a sus trabajadores frente a los abusos de quien se excede en ese manido dicho de que ‘el cliente siempre tiene razón’.

Por eso no es de extrañar el aplauso general que se ha llevado el propietario de la terraza Náutico de Castrelo, en la localidad orensana de Castrelo de Miño.

El hecho se produjo en la noche del 6 de agosto de 2022.

Dosi Veiga, responsable del establecimiento, relata que un hombre estaba tomando algo con su familia empezó a proferir frases racistas contra uno de los empleados, Moha, un inmigrante marroquí de 17 años.

El cliente, cuando se acercó el camarero para limpiar la mesa, le soltó un abrupto:

¡Qué vengan a recoger esto y que me atienda un español!

El dueño, ni corto ni perezoso, tras ser alertado por otra camerera de la situación, optó por acercarse a la mesa y retirarles las bebidas que estaban consumiendo

Previamente, eso sí, le llamó la atención por su actitud. Pero este no cejó en su empeño y siguió con insultos varios del estilo «me cago en este moro» o «me cago en Alá».

El resto de clientes del local instaron a Veiga a que lo echase y es lo que finalmente hizo, ante el aplauso de los asistentes, ovación que luego se trasladó a las propias redes sociales.

El restaurador, en la cuenta de Twitter del negocio, expuso los hechos y presumió de haber hecho lo correcto para su negocio, más allá de que el cliente racista no pagase la cuenta, :

Asimismo, piden desde la cuenta oficial disculpas por no poder atender a la infinidad de mensajes de apoyos que están recibiendo:

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído