MONCLOA APROVECHA HASTA FOTOS PERSONALES DE LOS CANDIDATOS CONSERVADORES PARA SEMBRAR DUDAS ENTRE EL ELECTORADO

Carlos Dávila destapa la estrategia de acoso sinfín del PSOE contra el PP de Feijóo

"Hasta el momento, todas las presuntas ojivas nucleares que han lanzado contra el gallego han explotado en las manos de los artificieros"

Vídeo del PSOE en el que se critica duramente a Alberto Núñez Feijóo.
Vídeo del PSOE en el que se critica duramente a Alberto Núñez Feijóo.

Se dice en el acervo castellano que quien avisa no es traidor.

Y bien harían en el PP en hacer caso de lo que cuenta Carlos Dávila en su artículo en OkDiario.

El periodista, que siempre bebe de excelentes fuentes, advierte severamente a los populares que se tienten las ropas ante la que se le avecina con un PSOE que va a recurrir a todas las artes y artimañas para socavar las opciones electorales de los conservadores.

Para empezar, una pequeña muestra:

Le preguntábamos el miércoles un muy reducido grupo de periodistas a un dirigente regional del PP hasta dónde creía el equipo de Feijóo que iba a llegar Moncloa en su ataque a lo que ellos representaban. La respuesta no se cortó un pelo: “Hasta donde la imaginación les dé, seguro que no se pararán en barras”. Y mostraba un ejemplo: “Hace unos días -nos dijo- han hecho circular desde la sede del PSOE regional una fotografía en la que aparezco con una chica menor en una actitud simplemente amistosa, pero ellos han dejado correr que es algo más que eso”. Este dirigente, que se juega la vida política personal y la de su región en las elecciones del próximo 28 de mayo, nos advertía, sin embargo: “No me amedrentan, no voy a salir al ring con las manos atadas a la espalda”.

Davila tiene claro desde dónde nacen todos los ataques y que además la factoría de la creación de los mismos está en modo activo:

Moncloa no ceja: utilizará todos los instrumentos a su alcance para erosionar a Feijóo. Los promotores del tiro al gallego no descansan en el empeño de convertir a Feijóo en un muñeco del pim, pam, pum. Las acusaciones de insolvencia dirigidas a la arquitectura intelectual de Feijóo no se las cree nadie, sobre todo si quienes las propalan son personajes de tan escasísima talla profesional y cultural como Adriana Lastra o Patxi López, un pobre militante de infantería, que tiene que encubrir sus pasadas en inhabilitantes diatribas contra Sánchez mamoneando ahora como el principal artillero de la causa.

Cierto es, aclara el periodista, que de momento las acometidas han resultado estériles:

Pero en La Moncloa cunde, aunque no lo reconozcan, una cierta decepción porque, hasta el momento, todas las presuntas ojivas nucleares que han lanzado contra el gallego han explotado en las manos de los artificieros. Ahora se han empeñado en retratar a Feijóo y su círculo más estrecho, incluyendo dirigentes regionales, en una especie de voceros y cómplices del “gran capital”, acuérdense de la cita predilecta del comunista Marcelino Camacho. Y como son tan torpes se han estrellado a las primeras de cambio con sus contradicciones marxistas y su propia inconsistencia.

Y, en el caso de que al final no cale en el pueblo esos ataques contra el líder del PP, la solución pasará por seguir metiendo mano en la caja y regar de ayudas a todo bicho viviente, aunque sea a costa del dinero de todos los españoles:

Hasta ahora todos los tiros contra Feijóo le han fallado a Sánchez más que una escopeta en la feria de Albacete, pongamos el caso sin ánimo de ofender. La respuesta a tanto fiasco ha sido caer en el tópico: “Cuando se comete un error, se comete hasta el final”. Y en eso están.

Si no les funcionan las acometidas bárbaras contra Feijóo, seguirán enchufando “paguitas” (subvenciones de todo jaez) a todos los posibles y hambrientos votantes. ¿Qué más les da a estos depredadores tirar con pólvora del Rey (hasta el momento más de veintidós mil millones de euros solo en impuestos) si con eso pueden apañarse las voluntades de unos españoles a los que les han dejado para el tinte? Eso y presentar a Feijóo como el apóstol de los ricos, de los empresarios a los que la sangre del obrero les resbala por las mejillas. Lo malo para ellos es que, hagan lo que hagan y aunque se gastan en “paguillas” todo el Tesoro nacional, ya nadie les cree. Es más: si se les cree como los más perjudiciales y sectarios gobernantes que haya tenido nunca España desde el rey felón, Fernando VII. Sánchez redivivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído