Su 'salto a la fama' llegó en 1964 en la telenovela "Peyton Place".

Muere a los 82 años Ryan O’Neal, el guapo y tierno actor de ‘Love Story’

Amor significa nunca tener que pedir perdón

Ryan O'Neal y Ali MacGraw en "Love Story"

El actor Ryan O’Neal, estrella de varias películas históricas como «Love Story» y «Paper Moon«, ha fallecido a los 82 años de edad.

La noticia la ha dado su hijo Patrick, en las redes sociales:

«Mi padre falleció pacíficamente hoy, con su querido equipo a su lado apoyándolo y amándolo como lo haría con nosotros», escribió Patrick O’Neal el viernes.

“Mi padre Ryan O’Neal siempre ha sido mi héroe. Lo admiraba y siempre fue más grande que la vida”.

El ‘salto a la fama‘ de Ryan O’Neal llegó en 1964 en la telenovela «Peyton Place«.

Después de protagonizar varios programas de televisión a lo largo de la década de 1960, O’Neal dejó una huella indeleble en el cine con la adaptación de 1970 de la novela de Erich Segal «Love Story«, que protagonizó junto a Ali MacGraw.

La película romántica cuenta la historia de un rico miembro de la Ivy League (Ryan O’Neal) que se casa con una chica franca e irreverente (MacGraw), sólo para verla morir de una enfermedad terminal.

Entre otras cosas, popularizó la frase «Amor significa nunca tener que pedir perdón».

La película fue un gran éxito, brindó un gran impulso a Paramount Pictures (dirigida por el entonces esposo de MacGraw, Robert Evans), y si bien estableció a Ryan O’Neal como un protagonista clásico (y le valió una nominación al Oscar por Durante el proceso, también encontró el éxito en la comedia, interpretando junto a Barbra Streisand en «What’s Up, Doc?» y «El evento principal».

En X (antes Twitter), Streisand ha escrito que está “triste”:

«Ryan era divertido y encantador, y será recordado».

Tras su tremendo triunfo ‘romántico’, Ryan O’Neal protagonizó una secuela de «Love Story» llamada «Oliver’s Story», que fracasó en taquilla.

El ecléctico currículum del actor incluyó protagonizar junto a su hija, Tatum O’Neal, «Paper Moon», por la que ganó un Premio de la Academia a la mejor actriz de reparto; y la pieza de época dirigida por Stanley Kubrick «Barry Lyndon».

Fuera de la pantalla, O’Neal tuvo una larga relación con la actriz y modelo pin-up Farrah Fawcett, que proporcionó material interminable para los tabloides. La relación siguió a matrimonios anteriores con las actrices Joanna Moore y Leigh Taylor-Young.

Nacido en Los Ángeles, O’Neal se entrenó para convertirse en boxeador profesional antes de comenzar a dedicarse a la actuación, apareciendo en varios westerns de televisión y, finalmente, consiguiendo su papel habitual en «Peyton Place».

Los créditos más recientes de O’Neal incluyeron papeles recurrentes en los programas de televisión «Bones» y «Bull», junto con apariciones en «Desperate Housewives» y el reinicio «90210».

La relación fuera de la pantalla de Ryan O’Neal y su hija Tatum O’Neal fue tensa durante muchos años.

Ella había luchado contra la adicción y, en 2011, padre e hija protagonizaron la serie de telerrealidad «Ryan and Tatum: The O’Neals» en OWN.

Ese año se presentó un clip de ese programa durante una aparición de Tatum O’Neal en CNN.

“¿Cómo me sentiría si mi padre, digamos, se enfermara o incluso muriera? ¿Estaría bien? Y me di cuenta de que no estaría bien”, dijo en el clip.

“Entonces supe que tenía que hacer un esfuerzo, porque ¿qué es tu vida sin tu familia? ¿Cómo es tu vida sin un padre?»

En 2020, el hijo de Tatum O’Neal compartió en las redes sociales que la familia se había reconciliado.

El actor tuvo cuatro hijos.

Además de Tatum O’Neal, tuvo un hijo, Griffin O’Neal, con Moore. También tuvo un hijo, Redmond James O’Neal, con Fawcett.

Patrick O’Neal, comentarista deportivo, era fruto de su matrimonio con Taylor-Young.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído