Profesores y alumnos coinciden en que no se avecinan buenos tiempos para la profesión

«El futuro de los estudiantes de periodismo es más negro que el alma de Judas»

Los alumnos acaban la carrera y se encuentran con que no hay trabajo

"Sólo veo dos vías para desarrollarme profesionalmente: trabajar toda mi vida como becario o hacerlo en medios creados por mi sin ánimo de lucro"

Los estudiantes de periodismo que salen de la facultad se encuentran con un panorama que poco tiene que ver con el de hace cinco años cuando empezaron la carrera. El mercado de trabajo genera muy pocos puestos de trabajo.

Pedro García-Alonso, profesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM:

«El futuro profesional de los actuales estudiantes de periodismo es más negro que el alma de judas. La situación actual es nefasta. La cosa va a peor. El potencial humano que era necesario antes para mantener los medios es ya completamente innecesario.»

La preparación de los jóvenes dista mucho de ser la deseada y su mentalidad parece muy distinta a la de hace 10 años.

«Los alumnos de periodismo de hoy en día son más inteligentes y con más medios, pero con menos exigencia, con menos afanes, con menos vocación periodística, con menos afán profesional y con menos deseo de desarrollar las destrezas que van aprendiendo.»

«Hay que replantearse la carrera de periodismo. Hay cosas que se enseñan que son completamente absurdas. Tener un bagaje cultural es importante, pero puede ser que el bagaje sea prioritario sobre la cultura.»

Los propios alumnos son conscientes del desafío al que se tendrán que enfrentar al salir de la carrera: el reto de la información en Internet, reestructuraciones en los medios de comunicación y el paro. Se quejan de que la formación universitaria no es la adecuada y de tener un futuro incierto.

Daniel Nebreda, alumno de cuarto curso de periodismo de la UCM:

«La carrera de periodismo debería ser diferente: más corta y práctica. Tal cual es ahora, son 5 años perdidos por completo.»

«La realidad es que la gente se está dejando asignaturas durante seis, siete años para poder trabajar como becario.»

«Sólo veo dos vías para desarrollarme profesionalmente: trabajar toda mi vida como becario o hacerlo en medios creados por mi sin ánimo de lucro». Veo que voy a ganar dinero de otra cosa que no sea periodismo.»

La reestructuración de los medios ha provocado que los profesionales de la información tengan que adaptarse a marchas forzadas a una situación en constante cambio.

Miles de periodistas han perdido su trabajo. Sólo en Madrid, han sido más de 1.900. A esto se suma la incógnita de Internet: formatos, contenidos, elementos multimedia, rentabilidad, etc.

Juan Fernández Jiménez Daroca, periodista de 35 años:

«El futuro de esta profesión siempre ha sido complicado. Ahora con lo digital cambia la figura del periodista. El redactor no sólo crea los contenidos sino tiene que articularlos y estructurarlos digitalmente (fotos, vídeos, enlaces, encuestas, etc.).»

«Todavía estamos en una primera fase en la que nos preocupamos más por el envoltorio que del propio contenido.»

«La concepción de la prensa está cambiando y aún le queda bastante por reestructurar.»

Todos los componentes del sector relacionado con los medios de comunicación están en un momento de transición. Alumnos, profesores y periodistas tienen que afrontar una de las épocas más difíciles del periodismo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído