Su cese como Director General pone de manifiesto nuevas desavenencias en el seno de Libertad Digital

Javier Rubio no le perdona a Jiménez Losantos su «traición» con Julio Ariza

Pesos pesados de la empresa critican que el locutor turolense potencie EsRadio a costa de la web y la televisión

Pesos pesados de la redacción de LD no le perdonan a Losantos su viraje hacia Intereconomía pues aun recuerdan cuando Julio Ariza les dejó tirados al comienzo de la aventura

El cese de Javier Rubio Navarro, que ostentaba el cargo de Director General de Libertad Digital, tal y como adelantó el pasado martes Periodista Digital–¿Nueva crisis en Libertad Digital?–ha puesto al descubierto la situación de una empresa que, como ocurre con muchos otros medios de comunicación, atraviesa momentos de dificultad.

Todo apunta, según publicaba PD, a que el cese de Rubio Navarro, recordemos, uno de los hombres fuertes de LD y mano derecha de Federico Jiménez Losantos, se debía a fuertes discrepancias con este último. Las mismas tendrían su origen en la reciente política de alianzas de Losantos, cada vez más a la vera de Intereconomía (anoche se le pudo ver de nuevo en la tertulia de El Gato al Agua).

Rubio y otros pesos pesados de la redacción no le perdonan este viraje pues no se olvidan de cuando Julio Ariza, actual presidente de Intereconomía e inversor inicial en los principios de Libertad Digital, huyó de la misma como consecuencia de una ampliación de capital. La excusa del ahora presidente de Intereconomía fue que tanto LD como su grupo habían conseguido una licencia TDT, lo que le llevó a vender sus acciones al ex candidato a la presidencia del Real Madrid Arturo Baldasano, que no era del gusto de Losantos.

Y Rubio es de los que no olvidan. Sin ir más lejos, cuando el locutor turolense prometió en la última Junta de Accionistas (celebrada el 21 de junio de 2010 en el Hotel Intercontinental de Madrid) que potenciaría el diario electrónico y la televisión digital del grupo a costa de EsRadio, Rubio Navarro tomó nota para luego ver como ha sucedido justamente todo lo contrario.

ESRADIO NO LEVANTA CABEZA

Pese a los esfuerzos de Federico lo cierto es que su apuesta radiofónica no acaba de despegar. Ni se han cumplido las expectativas del primer año. Les han cerrado emisoras piratas (Guadalajara, Cuenca, varias en Andalucía) y la facturación de la radio está por los suelos. Es el problema de no tener datos oficiales de oyentes (no están en el EGM)  y muchos de ellos sintonizan este canal a través de internet.

Por tanto, su publicidad es en gran parte de intercambio. Y otras fuentes de sus ingresos están sufriendo, al fin y al cabo, los rigores de la crisis y del recorte de presupuestos. Por eso el resto de accionistas no entienden que se discrimine a la web y la televisión a cambio de fortalecer un proyecto más que nunca en entredicho.

Todo esto ha llevado a los oyentes de EsRadio a encontrar a un Federico Jiménez Losantos mucho más templado y menos beligerante en este inicio de nueva temporada. Sabe que vienen meses donde se juega el futuro de sus empresas, también en el terreno político.

Y para colmo la llegada de Buruaga y la fuerte reestructuración de la sección deportiva han vuelto a situar a su anterior emisora, la COPE, en primera línea de fuego, aunque ya veremos a qué precio. Algo que sin duda no le hará ninguna gracia. Como la alianza de la cadena de los obispos con Unidad Editorial y Pedrojota Ramírez, en otro tiempo, no tan lejano, aliado de Losantos.

 

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Lo más leído