Declaraciones a PD tras su sorpresiva salida del digital de Jiménez Losantos

Pablo Planas: «Tengo mi familia y mi casa en Barcelona y no lo podía compaginar con la dirección de Libertad Digital»

Elogia al equipo del periódico: "Es una gente humilde, comprometida y honesta"

Pablo Planas: "Tengo mi familia y mi casa en Barcelona y no lo podía compaginar con la dirección de Libertad Digital"
Pablo Planas

El hasta ahora director de Libertad Digital, Pablo Planas, deja su puesto tras algo menos de un año en el cargo, según informa el 16 de diciembre de 2011 el propio digital de Federico Jiménez Losantos.

Tanto él como el medio han dicho a Periodista Digital que se trata de una decisión por mutuo acuerdo. Planas, que ha dicho a este periódico que ya tiene planes de futuro en Barcelona, ha dicho que el motivo de su decisión ha sido la imposibilidad de compaginar las responsabilidades del cargo con su vida familiar:

Yo tengo mi familia y mi casa en Barcelona, y yo pensaba hace un tiempo que se podía compaginar. Pero la vida en los periódicos es muy absorbente y muy complicada, requiere una dedicación de 24 horas al día y siete días a la semana. A mi me resultaba muy difícil de llevar con la familia.

El director de informativos de esRadio, Dieter Brandau, ha dicho a Periodista Digital:

Nos atenemos a lo que hemos publicado, que es la verdad, y no lo de El Confidencial.com

Según había publicado el 16 de diciembre de 2011 mediodía El Confidencial, Planas había cesado de su cargo a causa de que su relación con la plantilla no era optima, hasta el punto de asegurar que «tenía fuertes enfrentamientos» con la misma. Este extremo es desmentido en la información de Libertad Digital —Pablo Planas deja dirección de Libertad Digital con mutuo acuerdo con la empresa–.

El periódico de Federico Jiménez Losantos ofrece los mismos argumentos que el propio Planas y añade que han tratado de ponerse en contacto «sin éxito» con El Confidencial.

Planas también rechaza haber tenido enfrentamientos con la plantilla y se vuelca en elogios al equipo de Libertad Digital, con el que seguirá colaborando:

Eso que dice El Confidencial no es verdad, nunca he tenido problemas con la plantilla. Yo creo que la gente en el periódico tiene un buen sabor, yo al menos he trabajado muy a gusto. Espero seguir trabajando a gusto y seguir a gusto colaborando con ellos, que es una gente humilde, comprometida y honesta. En esa casa las cosas se hacen bien.

COINCIDE CON LA MARCHA DE PÍO MOA COMO ARTICULISTA

La salida de Planas coincide con otra baja que en principio no tendría nada que ver con la suya. El historiador Pío Moa ha anunciado en su blog de Libertad Digital que deja de colaborar con la sección de Opinión como columnista:

En cuanto a lo segundo –que sus artículos no se publicaran en un lugar destacado entre los artículos del día–, el progresivo descenso creo que no obedece a falta de lectores sino a otras razones, que no comparto, y por lo cual he decidido dejar de enviar artículos a la sección de opinión. El de este blog sobre el socialismo iba a salir este fin de semana, pero lo he anulado.

HOMOFOBIA Y «NORMALIDAD»

Desde hace tiempo Pío Moa ha mantenido duras polémicas con varios articulistas de Libertad Digital, que en diversas ocasiones han respondido a sus opiones. La primera de las más fuertes se produjo en verano de 2010. Moa escribió en su blog un artículo con el explícito título de Soy homófobo, naturalmente.  En él negaba odiar a los homosexuales, pero aseguraba que para ellos serlo es una desgracia y afirmaba que el término «homofobia» es un «vocablo policía».

José María Marco fue el primero en contestarle en el artículo Homófobos en libertad, en el que le recriminaba su postura y afirmaba:

La homosexualidad podrá ser o no una «desgracia» según las circunstancias de la vida de la persona homosexual. En cambio, lo que es una desgracia auténtica, sin paliativo alguno, es ejercer la discriminación. Más aún que una desgracia, la discriminación es una tara -muchos diríamos un pecado- para quien la ejerce.

También le respondió Albert Esplugas, desde posiciones próximas a las de Marco. Ante la insistencia de Moa, que se reafirmaba en otros artículos, el propio Federico Jiménez Losantos entró a contestar en dos ocasiones y recriminar las posturas de Moa. En «Homosexualismo», «normalismo» y otras palabras-policía en Libertad Digital afirmaba:

Pues bien, seguramente no hay palabra más «policial» a lo largo de la Historia que «normal».

Por «normalidad» inseparable de la obligación, se ha fusilado a izquierda y derecha, se ha encarcelado, torturado y asesinado a quien se apartaba de lo que se definía como «normal», y que no debe de ser muy normal cuando cambia tanto con los tiempos.

La brutalidad y la estupidez cambian menos. La semana pasada se publicó una encuesta según la cual más del 40% de los alumnos españoles de secundaria cambiaría de pupitre si su compañero es homosexual. No sé si Moa considerará «normal» esa aversión, mezcla de inseguridad sexual y burricie genérica. No me resulta sorprendente. Lo que me avergonzaría es que alguien pensara que Libertad Digital es una instancia que legitima tratar la homosexualidad como enfermedad y al homosexual como desgraciado.

Moa mantuvo sus posiciones incluso replicando a Jiménez Losantos. Como resultado de esta polémica, José María Marco decidió dejar Libertad Digital para no seguir compartiendo espacio espacio con el polémico articulista. De hecho, César vidal escribió un artículo —Moa, me decepciona— en la que decía que la salida de Marco era producto de «una caza de brujas» emprendida por Moa y reprochaba a este sus posturas sobre la homosexualidad.

FRANCO Y EL LIBERALISMO

Un año después de esa polémica, Moa volvía a abrir otra. En esta ocasión el motivo era su defensa de Franco –-Pío Moa vuelve a defender a Franco y se enfrenta a Jiménez Losantos y otros columnistas de Libertad Digital–. Tras un artículo titulado Defender el franquismo, le replicaron José Carlos Rodríguez y Jorge Vilches. En su polémica con ellos, Moa llegó a sostener la idea de que la dictadura franquista era defendible desde el liberalismo. Vilches volvió a replicarle y finalmente Jiménez Losantos terció desde esRadio, donde llegó a afirmar que quienes quisieran defender al dictador tendrían que irse a otros medios.

En las últimas semanas de 2011 se ha enfrentado con César Vidal por diversos motivos. Pío Moa muestra posturas muy duras contra el protestantismo y contra los países anglosajones, con artículos en los que ataca con dureza a EEUU por su comportamiento durante la II Guerra Mundial, hasta el punto de acercarse al equiparamiento con los nazis. Vidal se enfrenta a estas posturas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído