Por su "contribución al enfrentamiento civil"

En las manifestaciones se llama a «matar al patrón» y el socialista Jordi Sevilla pide al Defensor del Pueblo que actúe contra «cierta derecha mediática»

"Encuentro en Constitución el derecho a discrepar, a manifestarse e incluso a hacer huelga"

El 11 de marzo de 2012, en las manifestaciones convocadas por los sindicatos contra la reforma laboral se corearon eslóganes y cantos como los siguientes: «La solución, revolución». «Si esto no se arregla, leña, leña, leña». «Obrero parado, patrón colgado». «Los borbones, a los tiburones». «Hay que matar al patrón, ya lo decía mi padre, que es la forma más barata de tener empleo estable». «Cospedal, marrana, recorta las sotanas». «El patrón sólo entiende este leguaje: boicot, huelga y sabotaje».

Al que fuera el primer ministro de Administraciones Públicas del Gobierno de Zapatero, Ejecutivo cuyo mandato terminó con cinco millones de parados en España, no parecen preocuparle estos insultos y llamamientos a la violencia. Y, si lo hace, no lo expresa en su cuenta de Twitter. Al contrario, menos de doce después de que se oyeran esos gritos y cánticos en las manifestaciones convocadas por los sindicatos y apoyadas por su partido, escribió en la popular red social pidiendo la actuación de los poderes públicos contra «cierta derecha«:

Propongo q Defensor del Pueblo investigue contribución al enfrentamiento civil promovido diariamente x cierta derecha mediática y tuitera.

Llamar al asesinato de los empresarios, a la revolución o al sabotaje debe de estar, en su opinión, protegido por la Carta Magna. Ante le respuesta de algunos usuarios de Twitter que le recuerdan los llamamientos a la violencia en las manifestaciones o los insultos de tuiteros y periodistas de izquierdas, responde en la misma red social:

Encuentro en Constitución el derecho a discrepar, a manifestarse e incluso a hacer huelga. Pero no el derecho a atacar personas e insultar.

No consigue con esto callar las críticas, y vuelve a publicar un comentario en Twitter. En este trata de mostrar cierta neutralidad, pero si antes sí hablaba de «cierta derecha», en esta ocasión evita hablar de «cierta izquierda» y se limita a hablar de «uno y otro lado«:

El 80% de españoles q estamos con la Constitución debemos plantarnos ante esas minorías (d uno y otro lado) q buscan imponerse con insultos.

Eso sí, en ningún momento explica qué tipo de actuación espera del Defensor del Pueblo contra la «derecha mediática y tutitera» que en su opinión contribuye «al enfrentamiento civil». Al tratarse de algo que afecta a un derecho fundamental como la libertad de expresión, estas siempre serían delicadas. Tampoco aclara si incluye entre los medios contra los que se debería actuar figura El Mundo, diario en cuyo suplemento económico escribe todas las semanas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído