César Vidal se suma a una larga lista de colaboradores que se enfrentaron con la estrella de esRadio

Los cadáveres en el armario de Federico

El turolense se ha mostrado implacable con quienes han osado rebelarse ante sus designios

Los cadáveres en el armario de Federico
Juan Carlos Girauta, César Vidal y Pío Moa. PD

A lo largo de los últimos años se han producido destacadas salidas del grupo Libertad Digital, en su mayor parte por desacuerdos con Federico Jiménez Losantos. César Vidal no es más que el último ejemplo de los ‘cadáveres’ periodísticos que el turolense ha ido dejando por el camino de su diario digital y su emisora ‘hermana’, esRadio. El turolense se ha mostrado implacable con quienes han osado rebelarse ante sus designios.

José María Marco (junio de 2007). No es propiamente dicho uno de los ‘cadáveres’ de Jiménez Losantos, si bien la falta de firmeza que en aquel momento mostró Libertad Digital ante algunas de las posturas del todavía entonces colaborador de Libertad Digital Pío Moa resultó determinante para su salida en julio de 2009. En aquel mes, Pío Moa escribió en su blog varios artículos en los que se llegaba a afirmar que ser homosexual es una «desgracia». Marco, colaborador de Libertad Digital y la revista Ilustración Liberal desde hacía años, rompió con el grupo Libertad Digital por considerar que no podía compartir espacio con ese tipo de escritos.

Su último artículo, en el que no anuncia su marcha, se titulaba Homófobos en libertad y contenía párrafos como este:

Todo esto son opiniones, se apresura a añadir Moa, aunque esa aseveración no exime a nadie de justificar las afirmaciones que hace, sobre todo si algunas de ellas son tan graves como las que vierte en su texto. El refugiarse en el término «opinión» tampoco cubre con un manto de indulgencia cualquier afirmación: a todos nosotros se nos ocurren a cada instante «opiniones» que nos abstenemos de expresar por razones de convivencia y respeto a los demás y, sobre eso, y casi más importante, censurables por razones de pura dignidad y ética personal.

Jiménez Losantos también replicó a Moa con textos muy duros, como el titulado «Homosexualismo», «normalismo» y otras palabras-policía en Libertad Digital. En él se afirman cosas como:

Lo que me avergonzaría es que alguien pensara que Libertad Digital es una instancia que legitima tratar la homosexualidad como enfermedad y al homosexual como desgraciado. Me niego a aceptar el prejuicio y el odio como norma de estricto cumplimiento.

Ya sabemos que la libertad en materia de sexo es para cierta derecha y cierta izquierda, para el franquismo y el castrismo, para los mulás de todas las religiones, es sólo «libertinaje», «desviación» de lo «normal» o de la «norma». Para mí es sólo libertad. Y también para defenderla se fundó Libertad Digital.

Lejos de amedrentarse, Pío Moa replicó a Losantos y siguió colaborando durante varios años más con un blog en Libertad Digital. José María Marco, por el contrario, dejó publicar en los medios del grupo.

Juan Carlos Girauta (marzo de 2009). Dejó de colaborar con Libertad Digital al mismo tiempo que abandonaba La linterna de la COPE, entonces presentada por César Vidal en la que sería su última temporada en la emisora de la Conferencia Episcopal antes de la fundación de esRadio. Su salida se produjo, según su propio testimonio, precisamente por sus desencuentros con Vidal. Ofreció su versión en una carta que publicó el blog ‘La hora de todos’ del periodista José Carlos Rodríguez —Juan Carlos Girauta se explica–:

He sufrido una experiencia estrictamente kafkiana, la de despertar convertido en escarabajo. De jaleado analista liberal a insecto a aplastar. Te ahorro los calificativos que han fatigado la red, y resumo: parece que ahora soy un nacionalista catalán. Sólo tengo una respuesta a esto, y es la misma que daré en El Mundo: quien me quiera dar lecciones, que defienda repetidamente a FJL en TV3 a cara de perro, o que tome un micro y se suba a una tarima en la Plaça de Sant Jaume para exigir la libertad lingüística en la escuela. Y luego hablamos.

Yo creía que con colgar en Heterodoxias un vídeo de Moustaki (Ma liberté!) ya me había explicado. Evidentemente no es así. Hay que ser más claro. Verás. Me largo de La Linterna (¡no de la COPE!) por incompatibilidad con su director. Dejo Libertad Digital porque después de haber publicado allí más de mil artículos tengo ganas de cerrar una etapa. Tanta grafomanía no parece haber servido de mucho, a la vista de ciertas reacciones. Quién sabe.

Sigo apegado intelectual y sentimentalmente al núcleo duro de la calle Conde de Aranda [sede física de la primera redacción de Libertad Digital], a la prodigiosa creación de una plataforma que alteró para siempre la relación de fuerzas por lo que hace a la opinión política en España, y sobre todo en la red. Dediqué un libro a este fenómeno que me sigue asombrando y complaciendo. Estoy orgulloso de estos cinco años largos de colaboración y sigo teniendo la de Libertad Digital como página de inicio. Leo cuanto escribís. Todavía al hablar de vosotros se me escapa un «nosotros». ¿Qué más puedo decirte? Cuídate.

Juan Carlos

Javier Rubio Navarro (septiembre de 2010). Amigo de juventud de Jiménez Losantos y con una amplia experiencia en medios, fue uno de los pilares en los que se apoyó la creación de Libertad Digital, diario del que fue su primer director para después asumir la dirección general del grupo cuando se fundaron Libertad Digital TV y esRadio. Aunque en su momento se dijo que su destitución fulminante se produjo por desacuerdos con la política de alianzas de Losantos, lo cierto es que no se conocen los motivos de su salida. Tanto la empresa como él siguen manteniendo el más absoluto silencio sobre las razones de la ruptura.

Pío Moa (diciembre de 2011). Aunque el malestar de varios colaboradores de Libertad Digital con el polémico historiador era patente desde la salida de José María Marco, Moa siguió publicando tanto artículos de opinión como un blog en el diario de Jiménez Losantos durante un tiempo. Él mismo anunciaba el 19 de diciembre de 2011 el final de su bitácora bajo el título de Despedida y cierre:

Amigos, la dirección de LD ha juzgado oportuno cerrar este blog.

Muchas gracias a todos por vuestra atención y colaboración, y espero que pronto nos encontremos de nuevo en otro blog.

No sólo dejó de publicar el blog (que sigue siendo accesible), sino que también cesó de forma voluntaria en su actividad de columnista de Libertad Digital. De hecho, su último artículo era de una semana antes.

La ruptura de Libertad Digital con Moa, por decisión de la empresa, se produjo después de una polémica a varias bandas que implicó a Jiménez Losantos, y otros colaboradores del diario electrónico. En esta ocasión el motivo era la encendida defensa de la dictadura franquista en varios artículos del autor de ‘Los mitos de la Guerra Civil’ —Pío Moa vuelve a defender a Franco y se enfrenta a Jiménez Losantos y otros columnistas de Libertad Digital–.

Las versiones de la ruptura varían según las partes. Moa culpaba de su cese a César Vidal, con el que estaba enfrentado por sus diferentes visiones sobre el papel del catolicismo en la historia de España, mientras que desde Libertad Digital se sostenía que no tenía sentido mantener su blog si él había decidido dejar de colaborar como articulista —Pío Moa: «César Vidal llevaba tiempo intentando echarme de Libertad Digital–.

César Vidal (julio de 2013). Su abandono del grupo Libertad Digital es el más sorprendente de todos, sobre todo por las formas. Vidal lo anunció en directo en su programa de esRadio, ‘Es la noche de César’ el 12 de julio de 2013. Pronto se multiplicaron los rumores sobre los motivos de la ruptura y las versiones, una vez más, variaban según quién las ofreciera. Según Losantos, él se enteró en directo al escuchar al hasta entonces compañero suyo. Sin embargo, según César Vidal, el turolense estaba al tanto de sus planes y le había escrito una larga carta de diez folios explicándoselo.

Vidal dijo a Periodista Digital que los motivos de su abandono de esRadio estaba en la negativa de Losantos a acometer cambios internos que él consideraba necesarios —César Vidal: «Dejo la radio y mis cargos en Libertad Digital porque hubo cambios que Losantos no quiso acometer»–.

A lo largo de los años ha habido otras salidas y relevos sorprendentes en Libertad Digital. Alberto Recarte, sin que se hayan hecho públicos los motivos, dejó discretamente la presidencia del grupo Libertad Digital en diciembre de 2011. Le sustituyó en el cargo Francisco Cabrillo, que apenas estaría en el puesto medio año. En junio de 2013 el propio Losantos pasaría a ser el presidente de la empresa. La salida de Recarte se produjo en la misma época que la de Pablo Planas, que ocupó la dirección del periódico digital durante algo menos de un año. Según Planas, su salida respondió a motivos estrictamente personales —Pablo Planas: «Tengo mi familia y mi casa en Barcelona y no lo podía compaginar con la dirección de Libertad Digital»— .

Te puede interesar

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Lo más leído