El paseo por la Red que hace 'El Semanal Digital'

Pedrerol se revuelve, Aznar no da la talla y el Rey Juan Carlos devanea

Mariano Rajoy se ha puesto "farruco" ya no sólo con Artur Mas sino con su exjefe de filas

Pedrerol se revuelve, Aznar no da la talla y el Rey Juan Carlos devanea
Internet, online, Red y comunicación. ET

Este lunes, 27 de enero de 2014, colea en las columnas de opinión de los diarios digitales la rotunda intervención de Mariano Rajoy en la convención del PP catalán, asegurando que mientras sea presidente del Gobierno no habrá referéndum independentista.

En paseo por la Red que diariamente hace ‘El Semanal Digital’, se cuenta de forma resumida casi todo de lo que se cuece en los digitales.

Antonio Casado, por ejemplo, asegura en El Confidencial que «Rajoy toreó en Barcelona» porque no había otra:

«Ante el tamaño alcanzado por la burbuja soberanista, no tenía otro remedio que reventar el malentendido».

A todo esto, José García Domínguez matiza en Libertad Digital que eso no es lo más importante:

«Que no habrá ningún referéndum secesionista mientras él sea presidente acaba de proclamar Rajoy en un discurso, por lo demás, impecable. Lástima, sin embargo, que eso, el referéndum, sea lo de menos. Y ello porque el objetivo inmediato de los nacionalistas no es tanto la secesión efectiva como desplazar la masa crítica de la opinión dominante en Cataluña hacia el independentismo. Un propósito que han visto consumado y con creces. A día de hoy, el separatismo, una corriente marginal hace apenas un lustro, ha devenido expresión canónica de la corrección política dentro de la sociedad catalana; que era, al fin y al cabo, de lo que se trataba. A esos efectos, poco importará que el referéndum no se acabe materializando en la práctica; de hecho, ya lo han ganado».

Pero Rajoy no sólo intenta enderezar el rumbo en Cataluña, también dentro del PP.

Tal como señala Antonio Martín Beaumont en El Semanal Digital de cara a la Convención de Valladolid de este fin de seman:

«Durante dos años el PP ha navegado a contracorriente de sus principios, a punto de chocar contra un iceberg en más de una ocasión y con una tripulación desorientada, sin capitán que llevase el timón y tomase las decisiones importantes, las que sólo caben al líder. Ahora, por fin Rajoy parece haberse dado cuenta de que, dedicados los dos primeros años de mandato a enderezar el rumbo de España, toca enderezar el de su formación. Toca hacer política y dejar de presentarse ante los españoles como meros gestores lejanos de unos españoles que sufren las ‘amargas’ medidas que adoptan».

Claro que si algo tiene en ascuas a los españoles es la imputación de la Infanta Cristina y su presunto trato de favor.

Vicente A.C.M. se muestra escéptico en Periodista Digital y lanza una irónica carta de agradecimiento al magistrado:

«Juez Castro, con la Monarquía y la corte ha tropezado, su quijotesca lucha es también contra molinos de viento y acabará rodando por el suelo magullado y herido en su orgullo. Pero no se preocupe, cuenta usted con toda la admiración y el respeto de todos los que creemos en una Justicia como la suya que intenta el que todos seamos iguales ante la Ley. Ya sabía usted lo difícil de su empresa y a pesar de ello, ha estado luchando por que no venciera la indignidad, pero hasta la acusación particular le ha fallado con el impresentable mercenario jurídico económico cuya aportación y credibilidad han sido nulas. La suerte estaba echada desde el mismo momento en que unos funcionarios, que deberán dar cuentas a sus compañeros sobre su actuación profesional y personal, decidieron aceptar unas facturas disimuladas y sin contenido real, en contra de toda lógica procedimental para justificar la no comisión de delito fiscal por parte de la Infanta».

Más alarmantes son los datos que maneja Jesús Cacho en VozPópuli sobre el ministro de Justicia:

«Definitivamente, Alberto Ruiz-Gallardón es el Atila dispuesto a reducir a cenizas los restos de la maltratada Justicia española. Con la gran parte de la carrera judicial en contra, el actual titular del departamento ha decidido comprar con dinero público la voluntad o el silencio de quienes, en el Tribunal Supremo (TS) y en las Fiscalías Especiales, forman la elite de jueces y fiscales. Si no es la definitiva rendición del poder Judicial al Ejecutivo, lo parece. Al grano: con la firma del secretario de Estado Fernando Román, el Ministerio de Justicia aprobó a mediados del diciembre pasado un borrador de Decreto Ley por el que se regulan las sustituciones de la carrera fiscal, del que hasta ahora nadie se ha hecho eco. El punto culminante del proyecto es el que se refiere a los denominados Fiscales Eméritos, aquellos fiscales del Supremo a punto de cumplir la edad de jubilación, establecida en los 70 años, que a partir de ahora podrán reengancharse a voluntad hasta los 75, con un sueldo neto de 6.000 euros al mes a cargo del contribuyente, secretaria particular y trabajo cero o próximo a cero. El señor ministro quiere que la elite fiscal coma de su mano, a cambio de pasar por las horcas caudinas de espectáculos como el protagonizado por la Fiscalía con la infanta Cristina de Borbón».

Este lunes, en la sección de Economía, El Confidencial anuncia que Endesa ha prescindido de Aznar como «lobbista» tras tres años en nómina.

Según Agustín Marco: «La compañía eléctrica ha decidido no mantener al expresidente del Gobierno como asesor al no conseguir el objetivo de influir en el Ejecutivo de Mariano Rajoy».

Según explica la web, Endesa habría tomado esta decisión decepcionada por no haber obtenido ninguno de los objetivos que esperaba lograr fochando con sueldo millonario al expresidente popular.

La noticia, desmentida por Endesa de forma tajante a las pocas horas, se mezcla con el fútbol en varios análisis indignados a raíz del turbio asunto entre Rosell y Neymar que ha forzado la dimisión del culé.

S. Mccoy se muestra rotundo en El Confidencial:

«Como sucedió hace ya un par de años con la Casa Real, cuyos deméritos propios contribuyeron a que se rompiera el aura de inmunidad que rodeaban cuernos, comisiones, trinques directos y desplantes de sus integrantes de primera y segunda generación, la abrupta caída de Sandro Rosell de la presidencia del Barcelona, después del affaire Neymar, debería abrir la espita de la fiscalización mediática y judicial de un negocio, el del fútbol, cuya podredumbre estructural, al igual que sucediera en su día con los devaneos del monarca, es de todos conocida y, sin embargo, como en el caso de la Corona, colectiva y absurdamente tolerada. Al menos hasta ahora».

José Apezarena también se muestra indignado en El Confidencial Digital:

«Llenos de deudas, sin pagar en tantos casos la Seguridad Social, muchos clubes andan trampeando y malviviendo, en ocasiones por el sistema de no pagar tampoco a sus jugadores. Existen unos cuantos en bancarrota, intervenidos por los tribunales y amenazados de desaparición. Y hay ex presidentes procesados y otros al borde de ingresar en la cárcel. Operaciones urbanísticas sospechosas al margen, la Unión Europea ha abierto una investigación a siete clubes por posibles ayudas de estado ilegales. Y la última es que Ángel María Villar y nada menos que treinta y tres clubes han solicitado la amnistía para José María del Nido, hasta hace poco presidente del Sevilla, condenado por el Tribunal Supremo a 7 años de cárcel por las minutas que cobró el ayuntamiento de Marbella. Sólo cuatro presidentes no han firmado la solicitud. ¿Qué mensaje están enviado a la sociedad esos directivos? ¿Que ´entienden´, o ´disculpan´, lo que ha hecho su colega sevillano? Visto lo visto, ¿acaso más de uno tiene miedo de acabar él en esa o parecida situación?».

Y mientras tanto, el ‘azote‘ televisivo de algunos clubes Josep Pedrerol sigue perfeccionando su último proyecto.

Según El Confidencial Digital, Pedrerol ha reclamado a la dirección de Antena 3 que no corte El Chiringuito para emitir la publicidad del grupo.

Sus quejas, tiene pocos tertulianos y no puede acceder al archivo de imágenes de la Liga. El presentador no termina de hacer el programa que él querría.

Tras fichar por un gran grupo como es Atresmedia, el periodista catalán no pensaba que iba a tener tantos inconvenientes con El Chiringuito de Jugones.

Por ello, ha reclamado a la dirección de Antena 3 una serie de peticiones

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído