El ex presidente "toma nota"

Aznar redondea el lanzamiento de Vox al negarse a socorrer al PP

Con el partido ocupado intentando hacerse un torniquete para frenar la hemorragia, su presidente de honor se sienta a ver cómo se desangra.

Aznar redondea el lanzamiento de Vox al negarse a socorrer al PP
José María Aznar. EP

El «tomo nota» con el que José María Aznar respondió al plantón que en noviembre le dieron Mariano Rajoy, su Gobierno y la cúpula del PP con motivo de la presentación de su último libro sonó entonces amenaza, una que este martes hizo realidad. Arrieritos somos, según cuentan este 29 de enero de 2014 Antonio Martín Beaumont y Ana I. Martín en El Semanal Digital –Aznar redondea el lanzamiento de Vox al negarse a socorrer al PP-.

El presidente de honor del partido se la devolvió con creces a su sucesor -y lo que es peor, a sus compañeros- al anunciar que este fin de semana no acudirá a la Convención nacional que celebrarán en Valladolid. Su excusa es que no volverá a España hasta la semana próxima porque tiene compromisos en Israel, Londres, Filipinas y Estados Unidos. Y ha esperado hasta ahora para decirlo, dejando tras de sí cierto olor a chamusquina.

Hace tres semanas que el PP hizo pública la fecha del cónclave. Y, en todo este tiempo, Aznar se había hecho de rogar, sin querer confirmar si viajaría o no a la capital castellana y leonesa mientras María Dolores de Cospedal, Carlos Floriano y el resto de la cúpula popular se esforzaban por aparentar que el juego del gato y el ratón del expresidente no les incomodaba en absoluto. Sin mucho éxito, dicho sea.

Y justo cuando el PP andaba ocupado intentando hacerse un torniquete para frenar la hemorragia provocada por Jaime Mayor Oreja, Vox, la hermana de Gregorio Ordóñez y hasta María San Gil, su presidente de honor sale con éstas: se sienta de brazos cruzados a mirar cómo se desangra su partido, dando a entender que la cosa no va con él.

Omisión del deber de socorro, lo llaman unos. Precisamente viniendo de Aznar, el hombre que unificó el centro-derecha; que sumó en vez de restar; que heredó de Manuel Fraga un partido con seis millones de votantes y lo transformó en uno con diez millones, el de la mayor y más fiel militancia además.

En caliente

El enfado suscitado en Génova 13 por la peineta de Aznar es de los gordos, de los indisimulables. Tal es así que, en caliente, de la boca de algún miembro de la Dirección nacional salió este martes más de un improperio contra él. E incluso sotto voce le invitaron a que se coja el petate y se marche a Vox si no está a gusto. Con la boca pequeña, claro, porque si se fuera el terremoto sería de 7 para arriba en la escala Richter.

¿Por qué tanto cabreo, si el marianismo sabe cómo se las gasta Aznar, por más que el propio Rajoy sostuviera la semana pasada en Antena 3 que se llevan muy bien? Porque en el PP contaban con que, aunque se hiciera el remolón durante semanas, su presidente de honor estaría en Valladolid. Más tratándose de la ciudad del Pisuerga, la que le vio nacer políticamente. Así que la jugada les pilló con la guardia baja. Touché.

El problema de fondo de los constantes tiras y aflojas entre Aznar y Rajoy es que el uno cree que el otro debe sentirse en eterna deuda con él y el otro cree que a estas alturas ya no le debe nada al uno. Si ni siquiera tiene en cuenta su opinión…

Tal es así que mientras El País machacaba al expresidente con los papeles de Bárcenas y su amistad con Miguel Blesa, desde La Moncloa y desde Génova 13 miraban para otro lado. Entonando aquello de que cada palo aguante su vela que popularizara Cospedal. E incluso salvando a Prisa de la quiebra.

Hasta hace unos meses Ana Botella mantenía a raya los roces entre ambos, pero a estas alturas ya ni eso. El PP se ha conjurado para no azuzar el fuego, así que los populares se limitarán a decir que lamentan su ausencia y que es decisión suya.

Sin embargo, en el partido temen que esto sea sólo el aperitivo del menú indigesto que les tiene preparado Aznar en nombre de las clases medias, las víctimas de ETA, la unidad de España y, en definitiva, de los principios inspiradores del PP.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído