La ex ministra mide los tiempos antes de anunciar oficialmente su candidatura

Los mecenas de Hillary dan un cheque a Chacón para liderar el PSOE

Apoyo sin fisuras de la líder andaluza de Susana Díaz

Carmen Chacón ya tiene las maletas preparadas. Volverá pronto a España, y volverá para quedarse. Desde su entorno aseguran que la ex ministra tiene todo absolutamente preparado para un desembarco que dará mucho que hablar, según cuenta El Semanal Digital -Los mecenas de Hillary dan un choque a Chacón para liderar el PSOE-.

Entre otras cosas porque ya ha buscado y encontrado entre diferente lobbies de Estados Unidos financiación para su campaña de las primarias. De ellos, según han confirmado a El Semanal Digital fuentes cercanas a la ex ministra, algunos son los mismos que financiaron en su momento la campaña de Hillary Clinton en las primarias para la Casa Blanca.

Bien pertrechada y dispuesta, esta vez sí, a ganar una batalla que se le resistió en el último Congreso Federal del PSOE celebrado en Sevilla. Ahora todo es distinto. Las primarias abiertas, aseguran sus entonces colaboradores, «son una oportunidad única, aunque nos hubiera gustado que todo estuviera menos encorsetado».

Uno de los problemas con los que se pueden encontrar los posibles candidatos es precisamente la financiación. Desde Ferraz sólo ofrecen infraestructura, locales, y acceso al censo de militantes, pero no financiación directa para la campaña.

La decisión de Carmen Chacón de ser candidata oficial a las primarias del PSOE es firme, y aunque se cuidará muy mucho de no anunciarlo públicamente hasta que no llegue el momento, la campaña ya está iniciada. Una campaña que de puertas para fuera parece que no existe y vemos a Elena Valenciano multiplicando sus actos y escogiendo padrinos consagrados para su presentación como Felipe González, Rodríguez Zapatero, o Martin Schutlz.

El PSOE actual de Ferraz está centrado en la campaña de las europeas y no quiere que exista nada más. Pero existe. Existe en almuerzos y mentideros con periodistas que viene protagonizando Eduardo Madina. Existe en reuniones discretas y viajes por las federaciones socialistas de toda España como viene haciendo Pedro Sánchez, el que dicen es el «candidato del aparato», el candidato de Rubalcaba. Y existe al otro lado del Atlántico con Carmen Chacón dispuesta a todo.

La campaña de las primarias, como las meigas, existir, existe. Y Eduardo Madina, Pedro Sánchez y Carmen Chacón son los tres en liza en este momento. De los tres, la única candidata mujer es la que más críticas ha recibido de Ferraz. Quizá es porque la observan con más posibilidades, pero lo cierto es que el «enfado» de Chacón va en aumento por los ataques que compañeros de partido, pertenecientes a la Ejecutiva Federal o posibles rivales a las primarias, han realizado contra ella en los últimas semanas.

Óscar López comentó, en referencia a los comentarios de Chacón en la última reunión del Comité Federal, que «es más fácil comprar un billete de avión para venir aquí que redactar un reglamento para unas elecciones primarias». O Patxi López quien aseguró, en una entrevista con Ana Pastor, que «hay apariciones estratégicas de gente del partido», señalando a la ex ministra de Zapatero. Todos estos comentarios contrastan con el silencio de Chacón, quien de momento no ha realizado ninguna crítica personal a ningún dirigente del partido.

BICEFALIA Y APOYO DE SUSANA DÍAZ

Una de las claves en la lucha por el liderazgo del PSOE es la que en poco tiempo se ha convertido en referencia del actual PSOE. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tiene muchas llaves en su mano y todos los hipotéticos candidatos ya se han acercado a ella.

Susana Díaz apostó en su momento, sin fisuras, por Chacón frente a Rubalcaba. La incógnita es si esa adhesión sigue siendo inquebrantable. A nivel interno el futuro del candidato pasa necesariamente por la presidenta de la federación más numerosa del PSOE. Desde el entorno de la ex ministra aseguran que «la comunicación de Carmen con Susana es muy fluida», y aunque ahora Díaz tiene una posición más oficial, hay que recordar que fue la número dos de Carmen Chacón en el Congreso de Sevilla y «lo que ambas pensaban entonces lo siguen pensando ahora».

Otro problema añadido con el que se enfrentará probablemente el PSOE es el de la bicefalia. En teoría, si Chacón ganara las primarias se produciría durante un año su cohabitación como candidata para las generales y sin escaño en el Congreso. Alfredo Pérez Rubalcaba seguiría siendo secretario general del PSOE y con presencia en la Cámara Baja.

Una situación que, como mínimo, sería complicada y, por eso, llevaría aparejadas peticiones de congreso extraordinario para llevar al partido el cambio en la candidatura

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído