Agustín Castro Abad, lleva cuatro meses de baja tras una tensa reunión con el conceller Espalader

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña, descabezada a escasas horas del 9N

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña, descabezada a escasas horas del 9N
Agustín Castro Abad. IS

Fue una reunión subida de tono. Y desde entonces, y ya han pasado cuatro meses, la Jefatura Superior de Policía de Cataluña no hace honor a su nombre porque no tiene jefe.

El Comisario Principal, Agustín Castro Abad, en el cargo desde enero de 2012, solicitó la baja aquejado de una profunda depresión justo después de acudir a una reunión con el actual conseller de Interior catalán, Ramón Espalader (CIU), en la que, según relatan fuentes conocedoras del encuentro, hubo mucha tensión y alguna que otra palabra subida de tono.

A la vuelta de dicha reunión comentó a sus allegados que no estaba preparado para tanta tensión y que el nunca debía haber llegado a ese puesto, que lo suyo era la burocracia, por eso le llamaban «papelines» y ante la tensión que se avecinaba con la consulta y todo eso prefería meterse en la cama y esperar mejores tiempos.

El resultado, un malestar latente en el ministerio del Interior, sobre todo teniendo en cuenta la proximidad de una fecha marcada en rojo en el calendario político, pero también en el de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado: El 9-N.

A escasas horas del inicio de la jornada de consulta alternativa, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Cataluña siguen sin tener un Jefe Superior que les dirija ante tan delicada situación.

Fuentes de la Jefatura han comentado a Información Sensible que a pesar de que ya ha pasado un tiempo más que razonable desde que el citado mando policial se recluyera en su domicilio, el Director de la Policía Ignacio Cosidó no ha querido plantear una sustitución temporal para no disgustar al actual ministro del Interior, no importándole el riesgo que supone en fechas tan señaladas.

Y es que, la amistad que une a Jorge Fernández Díaz con el Jefe Superior Castro Abad es muy estrecha, según aseguran a este medio fuentes muy próximas al entorno de ambos mandos policiales, lo que hace que su relevo sea una cuestión espinosa para Díaz. Incluso comparten la misma parroquia donde rezan y manifiestan su fuerte y arraigada fe católica.

INFORMACION SENSIBLE: PINCHAR PARA LEER EN ORIGINAL

El sustituto de Narciso Ortega

El lucense Agustín Castro, anterior Jefe de la Brigada de Información del CNP en Cataluña, sustituyó al anterior jefe superior Narciso Ortega en enero de 2012, poco después de la llegada del Partido Popular al poder.

De este modo, el PP sustituía a Narciso Ortega Oliva, un mando policial al que siempre acompañó el aura del independentismo, o al menos de posiciones más cercanas a las de los partidos que apoyan el derecho a decidir o el federalismo.

Además, eran muy conocidas las relaciones poco amistosas de Ortega con el actual Gobierno. Juró cargo como nuevo jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña en julio de 2008, sucediendo al José Irineo López, que se incorporó a la seguridad privada antes de que se concluyera una investigación interna incómoda para dicho mando. En los cuatro años anteriores había ocupado el mismo cargo en Canarias.

Los sindicatos hacen un llamamiento a la calma y critican la «utilización partidista»

Tras una semana en la que el Tribunal Supremo mantuvo la decisión del Constitucional de impugnar la consulta alternativa, por la vigencia de la famosa pregunta, la Generalitat quiere distanciarse de la organización y presentarlo como una ‘consulta ciudadana’.

Parece que los colegios abrirán y habrá urnas, una situación que se supone que deberán controlar los Mossos d’Escuadra, la policía autónoma catalana, con competencias en materia de seguridad ciudadana.

Sin embargo, aún existen ciertos recelos y, en el caso de que los Mossos no cumplieran las órdenes -algo improbable- y ante la posibilidad de que la Policía Nacional en Cataluña no cuente con suficientes efectivos, llegarían agentes de otros lugares del resto de España, tal y como se ha encargado de filtrar el ministerio de Interior durante toda la semana.

Pero esto es algo que los sindicatos policiales prefieren ni mencionar. Una imagen de policías nacionales impidiendo que la gente acuda a depositar las papeletas volvería a dejar en muy mal lugar la imagen de los agentes, y eso es algo que quieren evitar a toda costa.

El Sindicato Unificado de Policías (SUP), mayoritario en el CNP, ha emitido este viernes un comunicado en el que aseguran que no contemplan otro escenario distinto al del que el Cuerpo Policial de Mossos d´Esquadra realicen su trabajo en defensa de la legalidad, como siempre han hecho con profesionalidad y dedicación.

Vaya por delante nuestro agradecimiento y reconocimiento a su labor. Además, invitan a la ciudadanía a que sea «conscientes del momento que se está viviendo y con una actitud de miras altas contribuyan a que los problemas suscitados tengan una pronta solución por las instancias a los que les corresponde».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído