La Policía intervino el móvil de 'El Rulo' cuando su hermano acudió a la comisaría a interesarse por él

Detenido el atracador que se hizo un ‘selfie’ pistola en mano y con un móvil robado

Como el teléfono coincidía tanto en marca como modelo con uno de los que habían sido robados en el asalto le preguntaron si podía demostrar que era suyo

Detenido el atracador que se hizo un 'selfie' pistola en mano y con un móvil robado
El Rulo, pistola en mano en su selfie. PN

El exhibicionismo le perdió, pero dio una prueba clave a los investigadores. La Policía Nacional ha detenido en Almería a un joven maleante acusado de asaltar pistola en mano un domicilio.

El tipo, más presumido que un ocho, tuvo el punto narcisista de hacerse una foto, pistola en mano, con el móvil robado.

El delincuente, bastante conocido por los policías y apodado el Rulo, está acusado de un delito de robo con violencia e intimidación con arma de fuego en una vivienda almeriense.

La imagen ha llegado a manos de la Policía después de detener a El Rulo y a otros dos jóvenes por el asalto.

El hermano del El Rulo, de 19 años, fue a visitarlo a la comisaría. Antes de entrar, la Policía le requirió sus pertenencias y ahí descubrieron que llevaba un móvil con la imagen de su hermano como fondo de pantalla.

Como el teléfono coincidía tanto en marca como modelo con uno de los que habían sido robados en el asalto le preguntaron si podía demostrar que era suyo.

«Dijo que sí, porque en la fotografía de fondo de pantalla aparecía su hermano».

Los policías no tuvieron más opción que detener también al hermano, de iniciales J.A.F.F., por encubrimiento.

La investigación comenzó el pasado 16 de febrero de 2015 por la noche, cuando un ciudadano denunció el robo con violencia e intimidación cometido en su vivienda de Almería.

En su declaración, contó a los agentes que un grupo de individuos había aprovechado para asaltar su casa justo en el momento en el que estaba despidiéndose de uno de sus amigos.

Según su relato, los delincuentes llevaban la cara parcialmente tapada y les amenazaron con dos armas de fuego.

Accedieron con violencia a la casa y se hicieron con 3.200 euros, dos videoconsolas y dos teléfonos móviles.

Tras interponer una denuncia, los investigadores concluyeron que se encontraban ante un grupo «perfectamente estructurado» y que habían sometido a su principal víctima a una estrecha vigilancia, ya que se trataba del propietario de un comercio de reparación de dispositivos electrónicos y en ocasiones se llevaba aparatos cotizados para repararlos.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído