Rajoy felicita al nuevo presidente y recuerda que EEUU es un "socio indispensable"

Irene Montero amenaza a Donald Trump y le avisa de que tendrá a Podemos enfrente

Pablo Iglesias aprovecha sus críticas a Trump para arrear un nuevo 'zasca' a Errejón

Irene Montero amenaza a Donald Trump y le avisa de que tendrá a Podemos enfrente
Irene Montero y Ramón Espinar.

La jefa de gabinete y novia de Pablo Iglesias ha sido de las primeras diputadas españolas en reaccionar a la victoria del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

Irene Montero se ha mostrado muy contraria a la decisión de los estadounidenses de que les gobierne Donald Trump los próximos cuatros años y en una prirueta dialéctica que ni ella debe entender, ha afirmado que todo se debe a lo malos que han sido los Clinton con los pobres.

Convencida sin duda de que el Departamento de Estado, el Congreso, The New York Times y el Pentágono están pendientes de sus palabras, ha avisado:

El cachondeo en las redes es notable:

Blas de Lezo le pregunta divertido: «Pero tu crees que a vosotros os va a hacer caso alguien en los EE.UU?».

Los hay que amplian el círculo y meten a otros personajes curiosos

El curso de Pablo Iglesias, que no pierde ocasión de soltar una gracia, ha arremetido contra la elección de Donald Trump como nuevo presidente de EEUU.

En un mensaje en su Twitter, Iglesias ha considerado que «la vacuna frente al fascismo de Trump es justicia social y derechos humanos, no más establishment».

«Hay un pueblo de los EEUU que resistirá».

El mensaje se acompaña de una imagen de dos deportistas estadounidenses con el puño en alto, el gesto que identifica a los ‘pablistas’ frente a los ‘errejonistas’, quienes optan por el gesto de la V.

La diferencia de símbolos provocó ya tiempo atrás la polémica entre las dos familias ‘podemitas‘, después de que Iglesias publicase un tuit en el que contraponía al conservador Winston Churchill haciendo el gesto ‘errejonista’ y la de la activista de las Panteras Negras Angela Davis levantando el puño.

«Todos los símbolos tienen memoria y, como el futuro, su corazón es antiguo. Sólo los mediocres piensan que la historia nació con ellos«, escribe, en una crítica directa a los seguidores de Errejón.

Su monaguillo Alberto Garzón, a falta de un etarra como Arnaldo Otegi al que apoyar y célebre en las redes por su respaldo a dictadores como Maduro o Fidel Castro, escribe:

De Pedro Sánchez, que dimitió como secretario general del PSOE tras atesorar una buena colección de derrotas y decidió comenzar su prometida gira por España por Nueva York para arropar a Hillary Clinton, no había noticias a la hora de redactar esta pieza..

Tampoco de Miquel Iceta, principal valedor de Sánchez antes de su desplome, quien gritó hace unos días ante los suyos:

«Go, Hillary, go! For goodness’ sake, go for it! Don’t let Trump win! We are all with you!».

Si las hay de Mariano Rajoy, quien ha felicitado al presidente electo de los EEUU, Donald Trump, por su victoria en las elecciones presidenciales celebradas en el país este martes:

También de la mayor parte d elos líderes mundiales, que se han apresurado a tender la mano a quien será el hombre más poderoso del planeta. Inlcuida Marine Le Pen.

La presidenta del Frente Nacional (FN), que se había pronunciado en favor de «todo salvo Hillary Clinton», expresaba su satisfacción en la red social por lo que su compañero Louis Aliot, vicepresidente del partido, calificó de «corte de mangas a una élite arrogante».

Marine Le Pen es candidata a las elecciones presidenciales francesas de 2017. Frente a una izquierda dividida, los sondeos auguran que pasaría a la segunda vuelta de estos comicios pero que perdería frente al candidato de la derecha.

La victoria de Donald Trump «es una muestra de que la demonización es una tontería», declara su padre, Jean-Marie Le Pen, fundador del Frente Nacional.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído