Vicenç Navarro lloriquea a moco tendido en Público

Otro rancio asesor podemita exigió vetar a Inda y Marhuenda en laSexta

"Estaría encantado de aceptar su invitación, siempre y cuando cambien tales tertulianos, de manera que no tenga que interactuar con ellos"

Tiene un papo que se lo pisa y encima tiene la santa cara de expresarlo negro sobre blanco.

Vicenç Navarro, otro de esos adalides de la libertad podemita que asesoró al partido de Pablo Iglesias para su programa económico, se marca este 13 de enero de 2017 una amplia tribuna en Público para poner de vuelta y media a ‘laSexta Noche’ (laSexta) y para insistir una vez más en que purguen del plató a Eduardo Inda y Francisco Marhuenda.

En la sábana de artículo que se marca Navarro –El bochorno de La Sexta Noche: un espectáculo poco edificante– (cómo decía la catedrática de Comunicación Audiovisual de CienciaS de la Información de la Universidad de La Laguna, Olga Álvarez, el papel o la web lo aguanta todo), éste intenta salvar además la cara de su compañero Juan Torres, que dio la espantada en el programa del 7 de enero de 2017.

El arranque ya muestra las intenciones:

Uno de los programas menos edificantes de la televisión de este país (de los muchos que hay) es el mal llamado programa de debate político de La Sexta Noche. Y digo mal llamado programa de debate porque de debate tiene muy poco.

Y rápidamente empieza a meterle a Inda y a Marhuenda:

Entre ellos adquieren gran protagonismo Eduardo Inda, pero también Francisco Marhuenda, dándoseles gran exposición mediática al ser los únicos que están presentes toda la noche, alcanzando, en el caso de Eduardo Inda, elevados niveles de mezquindad y violencia verbal, con una nula capacidad de atenerse a la verdad y una extensa exposición de mentiras y manipulaciones, insultando constantemente, no solo a los tertulianos pertenecientes a sensibilidades políticas consideradas como enemigas (con especial mala leche hacia Podemos y otras fuerzas de izquierda afines), sino a toda una serie de personas con las cuales este señor tiene especial inquina, que ni siquiera aparecen en su programa.

Acusa a laSexta de mentir cuando, después de formularle una invitación para ir al programa de los sábados en la noche durante el primer semestre de 2016, aseguraba la cadena que fue el economista quien se había negado a ir:

A partir de haberme enviado tal invitación, ‘laSexta Noche’ respondió sistemáticamente a las peticiones que recibieron de muchos espectadores del programa de que se me invitara diciendo que ellos ya lo habían hecho, pero que era yo el que no había aceptado, lo cual no era verdad. Sí que respondí y sí que acepté. Reproduzco la carta que envié el día 6 de junio de 2016 a La Sexta Noche.

Lo cachondo del asunto es que él puso una condición imposible, que no estuviesen ni Inda ni Marhuenda, a lo que el programa, evidentemente, se negó porque son dos de los tertulianos clave de ‘laSexta Noche’:

Ahora bien, estaría encantado de aceptar su invitación, siempre y cuando cambien tales tertulianos, de manera que no tenga que interactuar con ellos, pues me ofendieron sus comentarios. Y creo, además, que su presencia en los debates no solo no contribuye al necesario debate, sino que lo embrutece. Estoy seguro de que pueden encontrar periodistas de idéntica sensibilidad política, pero con mayor educación y cultura democrática.

Por supuesto, tampoco se olvida del duelo entre Inda y Juan Torres del 7 de enero de 2017 –El economista Juan Torres escapa del plató de ‘La Sexta Noche’ tras ser acusado por Eduardo Inda de ser de Podemos-:

Al llegar al Sr. Eduardo Inda, y de una manera característica de este personaje, en lugar de ajustarse al tema de la sesión intentó -como siempre hace- desacreditar al que considera su adversario (mejor dicho, su enemigo) sin tener ningún reparo sobre la manera de hacerlo, y con la mala leche, manipulación y mentira que siempre lo caracterizan. Identificó a Juan Torres con el previamente demonizado Sr. Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, y también con el previamente demonizado partido político Podemos, intentando relacionar, una vez más, a Podemos con el chavismo, utilizando al profesor Torres como la prueba de esta relación.

Deseaba con ello establecer este vínculo, intentando mostrar que Podemos, cuyo programa económico había sido supuestamente escrito por el profesor Torres, estaba aplicando la misma política que el profesor Torres había aconsejado al Sr. Chávez, al cual el profesor Torres supuestamente también había asesorado. Las mentiras y manipulaciones son una constante en este individuo. Ni que decir tiene que nada de lo que aparecía en esta acusación era relevante con el tema tratado.

Y finalmente, palo a Iñaki López:

La falta de rigor en las declaraciones del Sr. Inda muestra la desfachatez que utiliza en su presentación de datos, manipulándolo todo para que encaje en su falsificado escenario. Era obvio, en contra de lo que afirmó el director del programa, el Sr. Iñaki López, que el Sr. Inda estaba faltando al respeto al profesor Torres, lo cual hace constantemente. Es sorprendente que el presentador del programa, el Sr. Iñaki López, indicara (tras la salida del profesor Torres del programa) que no entendía por qué había dejado el plató cuando «nadie le había faltado al respeto». Es triste que parezca no darse cuenta de que la falta de respeto es la característica de este señor en el programa hacia aquellos con los que polemiza. Sí que le faltó al respeto. Y de ahí la nobleza del Sr. Torres de no aceptar tal trato, dejando el programa. Le felicito por ello.

Yo rogaría al Sr. Iñaki López, de cuyo compromiso en desarrollar un auténtico programa edificante y educativo no tengo duda alguna, que diera mucha mayor atención al compromiso que el programa debería tener con el objetivo de enriquecer y reforzar la todavía muy insuficiente y limitada democracia en España, que no al aspecto teatral, con groserías, sarcasmos, insultos y mala educación (cuando no mala leche), de lo cual la cultura política española ya tiene una sobreabundancia. Se me dirá (como ya se me ha dicho) que el programa refleja correctamente la cultura política que existe en el país, pero sería importante que un programa que se presenta como un debate político intentara mejorar, y no empeorar todavía más, lo ya existente.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído