Por revelar que la CIA avisó a la generalitat de que venía atentado islámico en La Rambla

Julian Assange, el fundador de Wikileaks, pide la cabeza del director del Periodico de Catalunya

El amigo de Baltasar Garzón se une a la caud¡sa del independentismo en Cataluña

Julian Assange, el fundador de Wikileaks, pide la cabeza del director del Periodico de Catalunya
Julian Assange, fundador de Wikileaks. WK

Enric Hernández ha participado en un claro intento de engañar al público

Que Julian Assange nunca ha sido trigo limpio, es un secreto a voces. Que el fundador de Wikileaks se lleva a las mil maravillas con el ex Juez Baltasar Garzón, ese que quiere montar ahora un partido para hacer de puente ente Podemos y Psoe, también.

Lo que ignorábamos y ahora ha quedado en evidencia, es que en su afán por seguir saliendo en las portadas de los medios de comunicación, Assange se había hecho furibundo independentista catalán.

Eso y un envidioso de mierda, porque el tipo que más papeles ha filtrado, más noticias raras ha largado y más documentos de dudosa autenticidad ha distribuido, se ha puesto como una pantera con Enric Hernández, el director del ‘Periódico de Catalunya’, por publicar que la CIA norteamericana avisó en mayo de 2017 a la Generalitat de que se temía un atentado islamista en La Rambla ( La CIA avisó el 25 de mayo a los Mossos del atentado «en La Rambla de Barcelona» ).

Y desde la embajada de Ecuador en Londres, donde vive asilado, el fundador de Wikileaks, deja patente su rotunda opinión sobre lo que debe hacer ipso facto Hernández: dimitir.

Este 31 de agosto de 2017, el Periódico de Catalunya publicó una explosiva exclusiva en la que explicaba que los Mossos d’Esquadra recibieron en mayoi de este año un aviso de la CIA de un posible atentado en Las Ramblas de Barcelona.

Horas más tarde, en rueda de prensa y tras una semana de constantes mentiras, el conseller de Interior, Joaquim Forn, reconoció que el aviso sobre un posible atentado en la Rambla les llegó, pero matizó que «por otras fuentes», no por la CIA.

Añadió Forn, el inepto que distingue entre vístimas españolas y catalaás en las masacres islámicas, que, tras contrastarlo y valorarlo, concluyeron que tenía una «muy baja credibilidad».

Hay que tener caradura para pronunciar semejante frase y seguir en el cargo, cuando hay 16 cadáveres de inocentes sobre la mesa, pero España es así (¡Qué barata sale la mentira en la Cataluña independentista!).

Antes de las declaraciones de Forn y a la búsqueda constante de notoriedad, Wikileaks comenzó a difundir la tesis de que la carta publicada por El Periódico parecía sospechosa.

La argumentación de Assange, a quien defiende el ex Juez Garzón, es que el aviso podría haber sido «alterado«, y que es llamativo quen salte a la luz justo antes del referéndum ilegal de Cataluña.

«Un periódico ha publicado un documento de Inteligencia estadounidense altamente sospechoso sobre el ataque del Estado Islámico en Barcelona justo antes del referéndum catalán».

Tras la rueda de prensa Julian Assange ha publicado un rotundo tuit en el que afirma que Enric Hernández, el director de El Periódico, debería dimitir porque «ha participado en un claro intento de engañar al público».

Como no podía ser de otra manera, no han tardado en saltar al ruedo los que recuerdan a Assange su pasado reciente y la forma en que justo antes de elecciones, como las norteamericanas, se hincho a filtrar papeles de lo más dudoso:

Assange, cabreado como una mona, se ha defendido en Twitter alegando que lo que Wikileaks publica siempre es verdad:

Y para justificar porque le parece ‘sospechoso’ el documento revelado por El Periódico de Cataluny, dice que ‘lleva comillas españolas»:

Wikileaks, que ha filtrado numerosos documentos secretos y bastantes de ellos muy dudosos, pone en duda la veracidad de la nota que la propia Generalitat confiesa haber recibido, argumentando que contiene varios ‘errores sintácticos’, como las comillas en un documento en inglés, el uso de ISIS en vez de ISIL (término empleado entre los servicios de inteligencia), Irak en lugar de Iraq, “nota” en sustitución de “notice” o “ESP” en vez de “Spain”.

El error de Assange es manifiesto y revela cierta ignorancia o al menos falta de actualización: Desde enero de 2017, Trump obliga a la CIA a llamar ISIS (y no ISIL) a DAESH.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído