Respondía el escritor a un tuitero faltón que calificafa de 'fascista' al Partido Popular

Las 6 brutales palabras con las que Arturo Pérez-Reverte define al PP

"Un partido oportunista, corrupto, delincuente, meapilas, cobarde y de derechas"

Las 6 brutales palabras con las que Arturo Pérez-Reverte define al PP
Arturo Pérez Reverte YT

Al final y por si acaso, Pérez-Reverte puntualizó que "hablaba de un partido, no de sus votantes", distinción que a nosotros no nos ha quedado nada clara

No se ha cortado un pelo Arturo Pérez-Reverte. En una de esas singladuras suyas por Twitter, a las que tan aficionado es el escritor, sobre todo los fines de semana, topó de frente con un tuitero desquiciado y en medio del debate, para poner los puntos sobre las íes, el exreportero de guerra y ahora académico ha definido  al PP como un partido «oportunista, corrupto, delincuente, meapilas, cobarde y de derechas».

Pérez-Reverte llegó a ese punto tras una discusión sobre la yihad y terrorismo islámico con un exaltado usuario de Twitter que defendía precisamente que el PP es un partido fascista y que previamente había insultado al periodista Ignacio Camacho tildándolo también de facha.

Sin dudar un instante Pérez-Reverte, desenvainó la espada y calificó de ignorante y bocazas al tipo qe atacaba de esa maner al columnista de ‘ABC’.

El tuitero Diego Lorenzo, que no parece tener muchas luces, segúía a lo suyo, cada vez más faltón y fue entonces cuando el escritor, tratando de poner a cada cual en su sitio, aseguró:

Era demasiado de ‘brocha gorda‘ la descripción que Pérez-Reverte hacía del partido de Mariano Rajoy, como para que el resto de la parroquia la pasara por alto.

Palabras como ‘meapilas‘ se ajustan mal a lo que es el PP y faltan otras como ‘insípido‘, ‘inodoro’, ‘incoloro’ o ‘falto de principios’.

En cualquier caso, no tardó en irrumpir en la bronca otro tuitero señalando que en todos los partidos cuecen habas y que esas palabras se podrían aplicar a PSOE o PODEMOS :

Más tarde, el académico, dejando claro que no se casa con nadie, salió en defensa de un usuario que se definió como «de derechas y votante del PP» y al que otro había estigmatizado:

«Estimado señor de derechas: Apúntese, entonces, lo de meapilas y cobarde».

Y como el otro perseveraba, le sacudió un mandoble de los que duelen pero en el alma:

Al final y por si acaso, Pérez-Reverte puntualizó que «hablaba de un partido, no de sus votantes», distinción que a nosotros no nos ha quedado nada clara:

«Ni de los ciudadanos que son de derechas, voten o no. Usted sabe de quiénes hablo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído