LA PAREJA MÁS MELOSA DEL CINE, EN PLENA ACCIÓN

La encendida defensa de Clara Lago de su amor, el ‘antiespañol’ Dani Rovira

La actriz se ha escudado en un texto publicado por un amigo de la pareja en Instagram

La encendida defensa de Clara Lago de su amor, el 'antiespañol' Dani Rovira
Clara Lago y Dani Rovira. TR

La relación pastelosa de moda en el cine español la protagonizan Dani Rovira y Clara Lago, de modo que la actriz ha salido en las últimas horas a defender a su amado actor-cómico-presentador de los ataques que le están llegando por haberse metido en un jardín. Losantos le mete una cornada épica a Dani Rovira con insulto incluido.

El célebre protagonista de la exitosa ‘Ocho apellidos vascos’ está tirando por tierra la buena reputación que tenía precisamente por haber empezado a meterse en asuntos de índole política. Y lo que pasa cuando vas a una entrevista y dices que te avergüenzas de ser español porque es un país donde se matan toros en la plaza, pero no te refieres a otros asuntos, pues es que te van a atizar. Dani Rovira se avergüenza de su país porque se matan toros, no por lo de Cataluña.

De modo que su chica Clara Lago también quiere repartirse parte del pastel de los palos, y ha salido a defenderle públicamente. Las aviesas y muy oscuras motivaciones que esconde ‘Yatekomo’ Rovira para declarar que le da vergüenza ser español. 

Aunque bueno, tampoco la actriz se esmeró en escribirse un texto o comentarlo ante un micrófono, sino que se limitó a comentar y dar me gusta a una publicación en Instagram del fotógrafo Roy Galán, amigo de la pareja.

Dani Rovira ha dicho en la radio que le da un poquito de vergüencita que fuera de España nos conozcan por lo que ocurre en las plazas de toros y en otros festejos. Aunque los titulares, claro, han sido otros. Dani Rovira: Me da vergüenza ser español. Un titular creado para que, sin escuchar la entrevista que se le ha hecho, se le pueda lapidar a golpe de tuit haciéndole trending topic y generando miles de visitas. ¿Quién quiere escuchar a Dani Rovira cuando se le puede despellejar? La prensa de este país tiene una gran responsabilidad que está eludiendo: La de no contribuir a que determinadas causas se conviertan en armas arrojadizas contra las personas con cierta relevancia pública. Porque lo que se consigue es que enmudezcan. Ya los titulares no son sobre el trabajo de los actores, actrices o cantantes. Ahora todos son sobre temas que generan controversia, sobre todo para ver si cometen algo que pueda ser considerado una equivocación. Y esto tiene un evidente peligro y es el de que aquellas personas que son referentes para muchísima gente se corten a la hora de dar su opinión sobre algún tema. Que empiecen a recomendarles que mejor no. Que digan que sobre eso no responden. Censurándose. Porque el escarnio público es otro medio de censura. Una que hace que la gente no es que ya no quiera hablar públicamente de política o religión, sino que les cueste significarse con movimientos como el feminismo o el movimiento abolicionista contra el maltrato animal. Por miedo a que esto influya negativamente en sus carreras. ¿Y si ellas y ellos no se significan por miedo cómo lo van a hacer las personas que los admiran? Es tan importante para un niño de diez años escuchar a Dani Rovira hablando de la dignidad animal como una manifestación con miles de personas. Es tan transformador lo uno como lo otro. Tan necesario. A mí también me da vergüencita que en este país se siga encerrando a un animal en una plaza para asustarle, pincharle, hacerle daño, causarle sufrimiento y finalmente quitarle lo único que tiene: La vida. Y que mientras haya seres humanos que aplaudan la barbarie. Que se diviertan y celebren el maltrato y la tortura [..]

Una publicación compartida por Roy Galán (@roygalan) el 19 de Sep de 2017 a la(s) 12:58 PDT.

Te puede interesar

Autor

José Pablo González

Licenciado en periodismo en 2010. Canterano del diario ABC, actualmente es redactor de política, portadista y responsable del área audiovisual de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído