Periodismo
El escritor Arturo Pérez-Reverte. EP

No es Arturo Pérez-Reverte de los que se encondan o esquiven el combate, por temor a ser heridos. No lo ha hecho nunca y tampoco lo hace ahora (Las 25 cosas que no sabías de Santiago Abascal, líder de VOX).

Aunque no se le puede ocultar que en este asunto y vista la histeria de buena parte de los medios de comunicación y sus tertulianos de plantilla, pelea contra la turba (Arturo Pérez-Reverte: "La estupidez y la crueldad se enseñorean de España").

El escritor, académico y ex reportero de guerra ha recuperado -en Twitter- la entrevista que concedió a LaSexta a mediados de noviembre, para aclarar cuál es su opinión sobre la irrupción de VOX en el parlamento andaluz.

"A petición del respetable", comienza su mensaje Pérez-Reverte, que dos días después de su publicación sigue generando todo tipo de reacciones.

En su charla en LaSexta, que se centró sobre todo en 'Sabotaje' -el último libro de la trilogía de Falcó-, Pérez-Reverte comenzaba su argumentación en torno al partido de Santiago Abascal afirmando que "todo nacionalismo es preocupante":

 "El nacionalismo es el peor enemigo de la modernidad y el futuro".

Nuestro novelista más internacional resaltaba, a partir del minuto 49 y no el 23, que cuando ve a la izquierda española apoyándose y compartiendo mesa y mantel con los golpistas catalanes y los proetarras vascos, es cuando piensa "ha perdido el control" (La ministra Delgado dice que proetarras y golpistas son constitucionales, "pero VOX no"):

"Al contrario, la izquierda siempre, comunista, socialista, fueron Jacobinos, mientras que el nacionalismo es el cáncer de Europa y el cáncer de España".

Y en una posición que ha puesto los pelos como escarpias a los progres de plantilla, afirma que son los errores de la izquierda, "la estupidez, la demagogia", lo que hace que la gente harta y se pase al otro bando (El acojonante drama del profesor gay que está escocido porque sus "descerebrados" exalumnos han votado a VOX):

"Ese es el peligro. Somos nosotros quienes extraemos al lobo por nuestra propia estupidez".

En este contexto, Pérez-Reverte concluye que "el futuro europeo tiene mucho que ver con los nacionalismos", por lo que "vienen tiempos difíciles y eso tiene mucho que ver:

"Que Vox crezca es triste, pero lo que es triste es que se le den herramientas, armas, argumentos a Vox para crecer. Eso es terrible".