Periodismo
Pilar Rahola, Cristina Seguí y Jaume Alonso-Cuevillas. PD

Así son los rabiosos y rancios independentistas, que solo les gusta la libertad de expresión cuando los que se expresan son ellos. Pero luego, cobardes son un rato.

Y para muestra, la de Beatriz Talegón este 14 de marzo de 2019 en el programa de Risto Mejide, en el que una espectacular Cristina Seguí le metió el dedo en el ojo con maestría, ante la incapacidad de la tonta útil del independentismo de articular ni una sola palabra. Eso sí, el sicofante -como diría Arcadi Espada- Risto Mejide se colocó en medio en una penosa defensa de los supuestos débiles... Una imponente Cristina Seguí entra en tromba en TV a por Beatriz Talegón llamandola "gentuza" y dejando a Risto KO.

Pero para Beatriz Talegón, la reina en tragarse y difundir bulos en Twitter, los miserables agresores de Alsasua a unos guardias civiles y sus mujeres, condenados por esta paliza, son "los chavales de Altsasu". Y para esta penosa exsocialista que un día quiso ser podemita, el prófugo de la Justicia española Puigdemont es algo así como Gandhi.

Pero no hay que criticarla por ello, porque Talegón ha encontrado su nicho de mercado y está haciendo dinero por ahí, como la independentista de palo de Guadalajara que necesitaban los separatistas catalanes... Pero a Cristina Seguí no le pueden ir con estas imbecilidades, y así lo demostró en el programa de Cuatro (María Jamardo y Cristina Seguí le pintan la cara a la pesetera Talegón por rajar contra Inda: "Es la Lewinski de Puigdemont").

Eso sí, para defender a la Talegón entraron al trapo después en Twitter 'eminencias' como la musa del independentismo Pilar Rahola o el abogado de Puigdemont y, casualidad, Talegón, Jaime Alonso-Cuevillas, que también se llevaron lo suyo.

A Rahola, acusando a Seguí de machista, la calificó la tertuliana televisiva con maestría: "La Gallina Caponata de Puigdemont".

Y al letrado, haciendo una advertencia ridícula para un abogado que se presume de prestigio, una invitación:

La verdad es que todo lo que rodea a Beatriz Talegón es bastante patético. Ahora, también lo es Risto Mejide. Por fin alguien nos representa de verdad y le habla claro a Talegón: "¡Chica, espabila un poco, que no sabes de estas cosas!"