LA REVISTA 'The Intercept' HA DESTAPADO DOCUMENTOS PERTENECIENTES A LA NORMATIVA INTERNA DE LA EMPRESA

TikTok rechaza a los pobres, feos y personas «con cuerpos anormales»: se destapa la verdad de la app de moda

También solicitan la eliminación de espacios rurales, antiguos o "casas ruinosas y vertederos"

TikTok rechaza a los pobres, feos y personas "con cuerpos anormales": se destapa la verdad de la app de moda

Con más de 1500 millones de descargas en todo el mundo y un valor de 75 billones de dólares, TikTok se ha coronado ya como la herramienta fetiche de la generación Z. Desde que fuera lanzada en septiembre de 2016 (después de 200 días de desarrollo), se aclaró con firmeza su normativa y disposición. Su meta era (y es) crear contenido audiovisual de corta duración (menos de un minuto) echando mano de variedad de efectos y filtros para optmizar el resultado final y rechaza categóricamente la publicación de vídeos que promuevan conductas peligrosas, violentas o pornográficas.

La mayoría de sus usuarios activos tienen edades comprendidas entre los 16 y los 24 años (siendo un 27% de los usuarios personas de entre 30 y 40 años) y, por ello, es de vital importancia el veto de ciertos comportamientos. Sin embargo, esas determinaciones tienen los límites muy difusos (y embarazosos), hasta el punto de que se han filtrado documentos pertenecientes a la regulación interna de la empresa (los difundió la revista electrónica The Intercept), según los cuales, la app propiedad de ByteDance ha solicitado ignorar, e incluso suprimir, las publicaciones de personas pobres, con “expresiones faciales feas”, «con demasiadas arrugas», con «tripas cerveceras» o que luzcan cuerpos «anormales» o «sonrisas imperfectas».

En dichos salvoconductos también se solicitaba la abolición (en la medida de lo posible) de atmósferas rurales o con pinceladas antiguas o deterioradas («casas ruinosas o vertederos»). Pese a que TikTok ha admitido que la mayor parte de esos ‘criterios estéticos’ no se ponen en práctica, la polémica ya se ha desatado y va a ser muy difícil de inmovilizar.

 

Días antes de de las últimas informaciones, se comunicó la futura fundación de un ‘centro de transparencia’ orientado a la vigilancia de toda práctica de naturaleza similar.

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído