La amenaza de intervención militar francesa provocó roces con España

El ataque franco-mauritano contra un campamento de Al Qaeda en el norte de Malí, el 22 de julio, fue el momento más inquietante del largo secuestro de Albert Vilalta y Roque Pascual, pero no fue el único mal rato que pasaron aquellos que, de una forma o de otra, estuvieron involucrados en la negociación para liberarles.

Lee el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído