Homenaje tardío a Ronaldinho

«Yo, antes de su llegada, no había visto nada igual. Esa sensación de tener un jugador que coge el balón, va hacia el portero y marca gol con esa superioridad física. Nunca antes había visto un jugador tan decisivo como él». El día de su presentación como entrenador del Barcelona, en junio de 2008, Pep Guardiola anunció que Ronaldinho no tenía cabida en su proyecto. Entonces, el futbolista brasileño apenas guardaba parecido con el extraordinario jugador que maravilló a la hinchada del Camp Nou durante sus tres primeros años como azulgrana. Aquel virtuoso del balón a quien el de Santpedor colmó de elogios.

Lee el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído