La pérdida de atractivo de la clase de Religión alarma a los obispos

Se acaba el mercado. El obispo de Sigüenza, José Sánchez, advirtió del «descenso alarmante» de los alumnos que optan por la clase de Religión a partir de Secundaria. Una tendencia que, de continuar, provocará que «desaparezca la asignatura de Religión y Moral Católica». Menos de la mitad de los adolescentes en edad escolar eligen la materia de Religión. En centros públicos, se queda en el 29,4%.

Lee el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído