El PSOE rechaza cambiar el despido objetivo y la flexibilidad empresarial

La reforma laboral encaró ayer su última fase de tramitación parlamentaria con la llegada del texto legal al Senado, donde se discutió en ponencia a puerta cerrada y como paso previo a su aprobación hoy en Comisión. No hubo sorpresas. A falta de negociaciones de última hora, los senadores socialistas no aceptaron ningún cambio sustancial en los nudos gordianos de la reforma.

Así, todo apunta a que se mantendrá la actual redacción de las nuevas condiciones que aprobó el Congreso de los Diputados para que los empresarios puedan argumentar despidos objetivos por causas económicas. De esta forma se seguirá entiendo que concurren dichas causas «cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente del nivel de ingresos, que puedan afectar a su viabilidad, a su capacidad de mantener su volumen de empleo. A estos efectos, la empresa tendrá que acreditar los resultados alegados y justificar que de los mismos se deduce la razonabilidad» del despido «para preservar o favorecer su posición competitiva en el mercado».

Lee el artículo completo en www.cincodias.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído