El ministro que no pudo ejercer sus dotes de mando

La carrera política de Celestino Corbacho refleja resultados logrados a base de tenacidad. Extremeño de nacimiento, se marchó a Catalunya a los 13 años. En 1983 entró como concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de L’Hospitalet y 11 años más tarde fue nombrado alcalde de la ciudad tras la marcha forzada por un escándalo urbanístico del anterior primer edil …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído