La mejor defensa de Berlusconi

Corría el año 1977 y el hombre que hoy es el primer ministro de Italia ya era por aquel entonces un empresario en auge. Silvio Berlusconi, con algo más de pelo y sin marcas de bisturí, posaba para el fotógrafo Alberto Roveri junto a su mesa de despacho. Sobre ella, una Magnun 357 guardaba por la seguridad del futuro mandatario ante un posible secuestro de la mafia …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído