Los sindicatos creen que es un éxito; para la CEOE, no pasó nada

El Gobierno no quiso mojarse ayer con las cifras ni los calificativos del paro general y jugó a nadar y guardar la ropa con el objetivo de conseguir una inminente vuelta a la negociación con sindicatos y empresarios. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el encargado del Ejecutivo en informar de la evolución de la huelga, se limitó a asegurar que el paro tuvo un seguimiento «desigual y un efecto moderado» …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído