CCOO y UGT dan ahora marcha atrás y aceptan negociar con el …

El pacto de no agresión entre Gobierno y sindicatos que presidió la jornada de la huelga general se transformó el día después en una escena de sofá, en la que todos se mostraban abiertos al diálogo … Todo parecía como si los rumores de un acuerdo no escrito sobre el desarrollo de la huelga entre los contendientes, en teoría enfrentados, empezaran a hacerse realidad y la negativa rotunda a negociar de CCOO y UGT en los días previos a la movilización se convertía ahora en un «si quiero» con reparos …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído