Una manada en el Bernabéu

Una semana en el claustro y el Madrid explotó a puerta abierta, ante su hinchada, por fin feliz con su equipo . El madridismo se sintió agradecido con el juego y el resultado. Fue un Madrid huracanado ante un adversario sin chicha, un Deportivo que destila un inquietante tufillo. Por lo visto en Chamartín, al cuadro gallego le espera un curso agónico …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído