Cañete nombra a Quintiliano Pérez presidente de una empresa pública

El nombramiento de Pérez Bonilla viene precedido por la polémica. No sólo por la sospecha de incompatibilidad que siempre ha pesado sobre su persona, tras conocerse que su familia tiene intereses en el sector del porcino y que su esposa cobró 25 millones en subvenciones de la UE por cultivar lino, sino porque la intención primera de Cañete era nombrarle presidente de Tragsega, la nueva empresa que ha creado el Gobierno para gestionar, entre otras cosas, la crisis de las vacas locas … Agricultura, que es accionista de Tragsa a través del Fondo de Garantía Agraria (Fega), convocó el 25 de julio a todos los accionistas de la compañía -el Fega, Hacienda y las comunidades de Castilla-La Mancha, Navarra, Cantabria y Madrid- …

Lea el artículo completo en www.cincodias.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído