El Gobierno defiende que con los recortes ha salvado una «situación de alto riesgo»

El Gobierno defiende que el «ajuste fiscal acelerado» emprendido desde el pasado mes de mayo con el decreto ley de medidas de ajuste ha evitado una «situación de alto riesgo» para la economía española, «recuperando la credibilidad» en el proceso de consolidación presupuestaria y la confianza de los agentes económicos, nacionales e internacionales.

Así lo asegura en una respuesta parlamentaria, a la que tuvo acceso Europa Press, al diputado de IU, Gaspar Llamazares, quien expresa su interés por conocer los efectos sobre el consumo, la inversión, el PIB, el empleo y la tasa de inflación de las medidas, que incluyen la rebaja del 5% del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones para 2011.

El Ejecutivo sostiene que dicho impacto debe ser considerado en relación con el escenario de «notable y amplificada pérdida de confianza» de los mercados financieros y su impacto sobre el coste de financiación externo de la economía española, tanto para las administraciones públicas como para las empresas financieras y no financieras.

En particular, recuerda que en abril y comienzos de mayo, debido a la crisis griega, se produjo una fuerte subida de la prima de riesgo específica de la economía española y un deterioro en la confianza de consumidores e inversores.

«El consecuente aumento de los tipos de interés no sólo habría elevado la carga financiera del sector público, sino también de hogares y empresas, reduciendo su inversión y su consumo», argumenta el Gobierno, para quien la pérdida de confianza hubiera provocado una «inevitable» pérdida de PIB y empleo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído