Empieza la operación de rescate de los 33 mineros

«Ellos tienen pequeñas cosas que los han acompañado durante el encierro: cartas, fotos, banderas con firmas de apoyo. Esos son sus tesoros y ya comenzaron a enviarlos de vuelta para que se las entreguemos a sus familias». Lo contaba a Público un operario que ha tenido la labor de enviar alimentación y diversos objetos a los trabajadores -«Es un trabajo sencillo, pero ha sido lo mejor que he hecho en mi vida», dice-, utilizando el llamado cordón umbilical, la vía de comunicación que se estableció el 22 de agosto, el día en que se supo que estaban vivos …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído