«Cualquiera se hace famoso con una anchoa y un taxi»

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, bajó poco después de las diez de la mañana de la tribuna de autoridades del desfile de la Fiesta Nacional. Un hombre gritó por detrás: «¡Revilla, Revilla!». Según Aurora Díaz, la esposa del presidente, éste es el diálogo que tuvo lugar justo después

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído