La calabaza que demostró la leyenda de Luis XVI

Durante más de 100 años, una familia aristocrática de Bolonia (Italia), que ha pedido preservar el anonimato, ha mantenido en su poder en el interior de una cámara acorazada una calabaza pirografiada con imágenes de varios protagonistas de la Revolución Francesa. El fruto albergó, en su día, un pañuelo mojado en la sangre del guillotinado monarca francés Luis XVI, un recuerdo de este acontecimiento que, según los historiadores, adquirieron muchos testigos del ajusticiamiento …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído