20 segundos ‘muerto’

El abrazo que se dieron José Ignacio Garrido y Tomás Calero a la conclusión del encuentro Salamanca-Betis simbolizó la satisfacción por el trabajo bien hecho. El doctor del Salamanca y el jefe de los servicios médicos del Betis, respectivamente, habían actuado de forma decisiva durante los seis minutos dramáticos que se vivieron ayer en el estadio El Helmántico durante el partido de Segunda División que enfrentaba al equipo castellano y al andaluz (0-3) …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído