El peligroso solomillo de Bill Clinton en Casa Lucio

¿Quién le iba a decir a Bill Clinton, cuando sus excesos con las hamburguesas bien regadas de Ketchup y con toda la comida basura en general le llevaron en línea recta a un cuádruple bypass, que acabaría siendo un cotizado árbitro culinario mundial? Restaurantes de todo el planeta se lo rifan porque es mejor una placa que diga “Bill Clinton comió aquí” que todo el cielo estrellado de la Guía Michelin … Lo cuenta The New York Times, donde también entrevistan a Javier Blázquez, el hijo del propietario de Casa Lucio, para que les cotillee qué pide Clinton cuando come allí …

Lea el artículo completo en www.abc.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído