El Ayuntamiento santiagués asegura que los cortes de tráfico sólo se harán en momentos de «estricta necesidad»

El Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha explicado que, con el dispositivo de tráfico diseñado por la Policía Local para gestionar la circulación el día 6 de noviembre durante la visita del Papa a la capital gallega, los cortes de tráfico «sólo» se harán en momentos de «estricta necesidad».

Así lo ha destacado la administración local en un comunicado, en el que han explicado que los actos de la visita de Benedicto XVI tendrá lugar en dos zonas determinadas de la ciudad. El centro histórico –entorno de la Catedral– y los alrededores de la antigua carretera N-634a, por la que el pontífice se desplazará en el Papamóvil.

En concreto, este dispositivo de tráfico que comenzará a alas 00.00 horas del día 5 y se prolongará hasta las 22.00 horas del sábado 6, contempla tres perímetros de actuación. Así, en primer lugar se habilitará una zona de información en la que habrá policías situados con el objetivo de informar en caso de necesidad y agilizar el tráfico, como el caso de las rotondas situadas en Conxo o Romero Donallo.

También habrá un perímetro «de regulación o aproximación» próximo al casco histórico y al itinerario de acceso de la comitiva a la ciudad como en la avenida de Castelao o el Pombal. En el los agentes permeabilizarán la zona y regularizarán el tráfico, garantizando el acceso al perímetro del transporte público, abastecimiento y residentes de la zona.

En el tercer perímetro, el perímetro de los actos, no se podrá circular con vehículos por cuestiones de seguridad y porque estará ocupado por peatones, conforme ha explicado el ayuntamiento compostelano.

Además, la administración compostelana ha recordado que todos los vecinos y trabajadores podrán acceder a sus viviendas y puestos de trabajo «con normalidad», mientras que aquellas personas con aparcamientos privados podrán estacionar en sus garajes «cuando la ocupación de las vías lo permitan» y no «estén en marcha comitivas». Con todo, ha adelantado que en el área de influencia de la N-634a podrá «sufrir restricciones en mayor medida».

TRANSPORTE URBANO

En cuanto a los autobuses urbanos, se facilitará un sistema de autobuses «lanzadera» que funcionará de forma «ininterrumpida» desde las 7.00 horas «con especial atención» a las zonas de aparcamiento de vehículos particulares.

Así, habrá lanzaderas desde el Mercado de Amio y el Polígono do Tambre –Vía Edison– hasta el aparcamiento de borde de Salgueiriños. Además, desde las zonas de aparcamiento sur –Santa Marta y Campus Sur– hasta la estación de autobuses, y una tercera lanzadera «específica» desde el centro de la ciudad –calle Ramón Piñeiro– hasta la estación de autobuses. También se reforzará la línea de servicio urbano 7 con frecuencias de 20 minutos desde las 7.00 hasta las 22.00 horas.

ACCESOS

Según ha apuntado el Ayuntamiento de Santiago, el acceso del público al Obradoiro se realizará por la Fonseca, y, por motivos de seguridad, no se permitirá que la gente permanezca en esta plaza, aunque si se permitirá transitar por ella.

En esta línea, todas las personas que quieran acceder al Obradoiro o a sus inmediaciones pasarán dos controles de seguridad, en los que se controlará la documentación de cada individuo y los objetos que porten.

ESTACIONAMIENTO DE VEHICULOS

En lo que se refiere al estacionamiento de vehículos en el casco histórico, los residentes no podrán aparcar sus coches desde las 22.00 del día 5 hasta las 22.00 del día 6. También quedarán vetadas las carreteras de Carretas y Hortas, debido al dispositivo empleado por la TVG, que da señal internacional del evento.

Finalmente, tampoco se podrán estacionar vehículos desde la rotonda de San Lázaro hasta la plaza del Obradoiro desde el día 4. La carga y descarga en la zona histórica estará paralizada el día 6, excepto en la Plaza de Abastos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído