El Vaticano desecha la comida basura

El Vaticano ha encontrado el octavo pecado capital. Es nada más y nada menos que la comida rápida, que según el cardenal electo Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, se ha convertido en «la negación del diálogo a través de la comida».

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído