Hasta catorce horas de cola para ver a Bendicto XVI en el Obradoiro

Tres monjes benedictinos del monasterio de Samos son los primeros que, desde primera hora de la tarde del viernes, hacen cola para acceder a la plaza del Obradoiro y poder así seguir este sábado, desde primera fila, los actos de Benedicto XVI en Santiago.

En los primeros puestos de la cola que, a las once de la noche, ya contaba con medio centenar de personas, también figuraba una mujer santiaguesa, Carmen, que aseguraba que «por ver al Papa» merece la pena aguantar tantas horas de cola. «Quedarse en casa seria desperdiciar esta oportunidad», ha explicado.

Más atrás, en la cola, resulta pintoresco observar a cuatro jóvenes coreanos, estudiantes de Erasmus en Santiago, que, al comprobar que había menos gente de la que pensaban, han decidido aguardar en la calle Fonseca hasta que a las ocho de la mañana se les permita acceder al Obradoiro.

El Papa realizara a media mañana una visita a la catedral y a primera hora de la tarde celebrará Misa en el altar instalado en la plaza del Obradoiro, con capacidad solo para seis mil personas. Aparte de algunos centenares de invitaciones, el acceso será libre, para los primeros que lleguen a partir de las ocho de la mañana.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído