Cristiano revienta a La Roja

El fútbol le debe una a Cristiano. O su compañero Nani. O el linier. O todos juntos. Porque Cristiano marcó el gol de su vida, posiblemente uno de los más hermosos de todos los tiempos, y la historia no se lo reconocerá jamás. Una aventura que merecía ser inmortal: lanzó un regate por velocidad a Piqué y le mandó al suelo con un recorte desde el fondo; luego pisó la pelota para engañar a Puyol y Xabi, que se frenaron imaginando el remate, y para terminar, con la física en su contra, acarició el balón con una vaselina que venció a Casillas …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido