Zapatero teme que la mejora del empleo sea reversible

La fuerza de los hechos: 4,5 millones de parados y una caja pública sin fondos para anuncios de bombo y platillo, bastaban para augurar a José Luis Rodríguez Zapatero poco margen para superar con éxito el trago de un debate con el paro como argumento. Hasta que llegó Mariano Rajoy para allanarle el camino y servirle en bandeja una salida más que airosa …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído