Graciano García no pronostica si se usará la llingua en los Premios Príncipe pero cree que «ya hay señas muy claras»

El periodista, ex director de la Fundación Príncipe de Asturias y de la revista Asturias Semanal, Graciano García, no se atreve a hacer un pronóstico de si en un futuro se llegará a incluir la ‘llingua’ asturiana en la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe, pero cree que «ya hay señas muy claras que ya se han hecho». Al respecto, ha destacado los «gestos de amparo» del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, con la cultura y la lengua asturianas.

En declaraciones a Europa Press, se refirió a este asunto, en ocasión de su nombramiento como patrono de honor de la Fundación Caveda y Nava, que trabaja por la normalización del asturiano, desde la concordia y el entendimiento institucional. El acto tendrá lugar mañana, en Villaviciosa, a partir de las 12.30, momento en que se realizará la ofrenda floral frente a la casa del escritor Xosé Caveda y Nava. Posteriormente, se celebrará la ceremonia solemne en la Fundación Cardín.

Preguntado por la posibilidad de que la Fundación llegue a utilizar en alguna parte de la ceremonia de entrega la lengua asturiana, respondió: «no puedo hacer pronósticos de lo que puede ocurrir en el futuro, pero hay unas señas muy claras que se ha hecho». «La Fundación ha procurado siempre hacer las cosas a su debido tiempo y cuando están maduras, no ir por atajos, ni con oportunismos, sino hacer las cosas con rigor y con seriedad», añadió

Aprovechó para destacar que el «Príncipe ha tenido gestos muy claros de amparo de nuestra cultura y específicamente de nuestra lengua». «En alguna ocasión», reseñó, «en actos de entrega del Pueblo Ejemplar, y en otros actos importantes, leyó partes de su discurso en nuestra lengua».

Así, recordó la entrega el nombramiento del Pueblo Ejemplar a la asociación maliayesa de Amigos del Paisaje, Cubera, en 1991 en Valdediós, donde «el Príncipe dedicó unas palabras en bable». También recordó que «recibió en audiencias a gente que está defendiendo y alentando el cultivo de nuestro patrimonio lingüístico».

Se mostró «honrado y agradecido por esta distinción de un grupo de personas que promueven a través de la cultura y la lengua asturiana, el entendimiento y la concordia».

Asimismo, recordó que viene «desde hace mucho tiempo contribuyendo a esta defensa, desde cuando era director de Asturias Semanal, donde reivindicamos y defendimos en un momento muy importante, en plena transición hacia el franquismo, en tiempos difíciles, estas ideas y las pusimos a la altura del tiempo en que vivíamos».

En este sentido, recordó los problemas que supuso la utilización del ‘Asturias Patria Querida’ en la primera ceremonia de los premios, en 1980, de forma oficial, cuando aún el tema no había sido establecido como himno de la comunidad. «Mucha gente mostró sus reticencias porque decían que era una canción de borrachos», comentó.

Sobre la situación de la lengua asturiana, considera que «estamos en un momento de transición y de reflexión, pero lo que se ha sembrado está ahí y está muy vivo». «Hay un fondo muy sólido», añadió.

Si bien entiende que «Asturias en el terreno lingüístico tiene zonas diferenciadas, y ensamblar todo eso y ponerlo a la altura de nuestro tiempo es un proceso largo», se mostró «optimista sobre el futuro de esta parte de nuestro patrimonio cultural».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído