Murcia. La CNSE denuncia que 400 personas sordas quedarán sin atención en 2011 por recortes presupuestarios

La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) denunció este viernes la «situación de abandono» en que quedarán alrededor de 400 ciudadanos con problemas de audición de Murcia por la reducción de la subvención del Gobierno de esta comunidad a la Federación de Personas Sordas de la Región de Murcia (Fesormu).

Según informó la CNSE, el recorte propuesto asciende a un 90% respecto al año anterior, lo que significa que de 109.360 euros concedidos en 2010, se ha pasado a 12.000 euros para 2011.

Este recorte «impide sustancialmente el cumplimiento de los fines de la entidad y su propia supervivencia», lo que afectará «gravemente» al colectivo de las personas sordas de la región de Murcia y a su movimiento asociativo, prosiguió la CNSE.

Ante estos «radicales recortes», la Fesormu se verá obligada a desaparecer el 31 de diciembre, por lo que la Confederación Nacional de Personas Sordas manifestó su «enorme inquietud por la situación desesperante en que pueden quedar las más de 400 personas sordas y sus familiares en la región murciana».

Concha Díaz, presidenta de la CNSE, señaló que «con este recorte tan desacertado se dejarán de ofrecer a las personas sordas servicios fundamentales como el de interpretación de lengua de signos que, hoy por hoy, les permite acceder a derechos tan básicos como la sanidad o la educación».

Por todo esto, la CNSE insta a la Administración Pública a que presente una vía de solución para que las más de 400 personas sordas de Murcia y sus familias no se vean privadas de los servicios que reciben a través del movimiento asociativo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído