El miedo al contagio cuesta ya 3.000 millones a España

Las comparaciones son odiosas y, en algunos casos, muy caras. Por muchas y graves que sean sus debilidades, España no es Irlanda, no es Grecia ni se le parece, no es tampoco Portugal, reconocen analistas de cualquier tendencia. Sin embargo, cada vez que uno de esos países se tambalea, el mundo financiero se pone a especular sobre las posibilidades de que España caiga también y, debido a su tamaño, arrastre con ella a todo el proyecto europeo …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído