La cruda y poética realidad está en Google

En 2007 Google envió una legión de automóviles eléctricos híbridos cargados cada uno de ellos con la mejor arma para llevar a cabo la ingente empresa de fotografiar hasta el último rincón del mundo en un proyecto que llamó Google Street View. Pero esta arma, ese mástil coronado por una esfera provista por nueve cámaras fotográficas, se ha convertido también y sin quererlo en un instrumento artístico sin precedentes …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído