La crisis irlandesa dinamita el euro

Entre la ira y la melancolía, se cuela algún que otro rayo de humor irlandés. ¿Capital de Irlanda?, decía un chiste de la semana pasada. Respuesta: unos 20 euros … Pero los chistes no consiguen alumbrar un estado de ánimo muy sombrío. En semejanza directa a la humillación británica de hace 34 años, cuando una economía deshecha se vio obligada a acudir al FMI, Irlanda ha tenido que ser rescatada de la bancarrota …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído