El premio al lutier de Paco de Lucía reconoce el trabajo de 7 generaciones

El premio al lutier de Paco de Lucía reconoce el trabajo de 7 generaciones
. EFE/Archivo

El lutier Vicente Carrillo, Premio Nacional de Artesanía 2010, confiesa que este galardón es «la aspiración de cualquier artesano» y supone un reconocimiento a la trayectoria de su familia, que lleva siete generaciones creando guitarras, como las de Keith Richards o Paco de Lucía.

El premio, concedido por el ministerio de Industria, Turismo y Comercio por la «excelente calidad formal y técnica» de las guitarras que elabora, supone un reconocimiento a la trayectoria de su familia, según manifiesta Carrillo en una entrevista con Efe en su taller de Casasimarro (Cuenca), donde la saga empezó en 1744.

De ahí salen entre diez y doce guitarras clásicas o flamencas al mes porque es, según Carrillo, un trabajo «artesanal» y «minucioso» que requiere «paciencia» y «tranquilidad».

Por ello, considera que se debería crear una «etiqueta de autenticidad del producto español», dado que actualmente hay mucha competencia «desleal y consentida».

En el mercado hay guitarras, explica, en las que pone «Made in Spain» y no se han hecho en nuestro país, por lo que considera que se debe crear una «etiqueta identificativa» para que los clientes «no se sientan engañados».

A pesar de la crisis económica, señala que cualquier profesional que esté reconocido siempre tendrá trabajo, aunque sea «muy apuradamente» y piensa que oficios de estas características muchas veces no están ni valorados ni pagados adecuadamente.

Para fabricar los instrumentos se abastece de maderas que llegan de la India, África, América o Europa, a través de un almacén de Valencia.

Normalmente utiliza abeto alemán y cedro canadiense para la tapa y palo santo de Brasil, India o Madagascar para el cuerpo, comenta mientras las muestra con sumo cuidado.

Actualmente las guitarras de Casasimarro se distribuyen en Estados Unidos, Japón, China, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Inglaterra, Holanda, Alemania, Italia y España.

Se pueden adquirir también a través de su página www.vicentecarrillo.com (en español, inglés y francés), que recibe mensualmente más de 16.000 visitas.

La tradición artesana la empezó en el siglo XVIII el abuelo de su tatarabuela, Alfonso Anselmo Alarcón, quien aprendió el oficio en Granada y lo trajo a Casasimarro, donde espera que la pueda continuar su hijo, que actualmente tiene nueve años.

Sin embargo, la saga del apellido Carrillo la inicia Blas Carrillo Alarcón en 1836.

Vicente Carrillo, que nació entre guitarras en 1963, empezó a dedicarse a este oficio en 1983 y ahora sigue difundiendo la artesanía «por todas partes», como ya hizo su abuelo, quien acudió a la Exposición Universal de Barcelona en 1929.

Allí, la reina Victoria Eugenia, relata, quedó prendada de los instrumentos que mostró su abuelo y los popularizó por Sevilla, lo que permitió a su padre posteriormente (que falleció a los 44 años) expandirlas por Estados Unidos, Oceanía y Europa.

Ahora adquieren guitarras con su firma grandes figuras como Alejandro Sanz, Mike Oldfield, Javier Limón, Josemi Carmona (Ketama), el Dúo Montes Kirtchen o Tomatito, con quien ha creado incluso una imagen de marca.

Desde 2002, hace guitarras para el maestro Paco de Lucía, con las que grabó en 2004 su disco «Cositas Buenas».

Además del Premio Nacional de Artesanía 2010, Carrillo ha recibido también la Placa al Mérito Artesano de Castilla-La Mancha y el «Título de Castellano-manchego Distinguido 2004», entre otros galardones, además de ser desde el año 1998 colaborador de la Federación Española de Guitarra e Instrumentos de Plectro (FEGIP), en la comisión de expertos, como lutier.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído