Un diluvio cae sobre el Madrid

Ruido, mucho ruido. Y luego silencio, mucho silencio. Salió Casillas y con el Mourinho para que se descargaran las iras, se irritasen las gargantas y se descargase la tensión … Primer apunte, Di María en la izquierda para tapar a Alves y Cristiano en la derecha para quedar más libre. Fue una mala señal, muy mala. Algo así como «vamos a jugar en función de lo que hagan ellos, no de lo que hagamos nosotros» …

Lea el artículo completo en www.abc.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído