Morales padecía un tumor grave en la nariz

Una pequeña molestia puede ser la tapadera perfecta de una grave enfermedad. Y más en un momento político crucial para un país. Así lo confirman diversos mensajes enviados a principios de 2009 entre Sudamérica y Washington sobre la salud del presidente boliviano Evo Morales, embarcado en esos momentos en la aprobación en referéndum de la nueva Constitución boliviana, la piedra angular refundación de Bolivia …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído